Meghan y Harry presentan a Archie en su primer viaje oficial con una prenda que da de qué hablar

Los duques de Sussex, que contrajeron matrimonio el 19 de mayo de 2018 han captado la atención de miles de seguidores alrededor del mundo que los consideran una de las parejas más queridas de la familia real británica.

El pasado 06 de mayo se convirtieron en madres de Archie Mountbatten-Windsor, quien nació en el Hospital Portland. Es el séptimo en la línea de sucesión.

Recientemente, las imágenes de los duques de Sussex con su hijo en brazos durante su primer viaje oficial a Sudáfrica emocionaron las redes.

Archie aparece en las imágenes con sus padres y el activista y arzobispo Desmond Tutu, uno de los héroes contra el apartheid, el sistema de segregación racial en Sudáfrica y Namibia que causó estragos en la sociedad.

El bebé de cuatro meses estuvo junto al arzobispo, de 87 años, y su hija Thandeka Tutu-Gxashe en un memorable encuentro.

Archie atrajo todas las miradas en el evento, estaba vestido con overoles a rayas azules y unos botines combinados.

El encuentro con los duques de Sussex, sensibles por las labores sociales, se produce para fortalecer sus alianzas. Su visita oficial a Sudáfrica ha causado revuelo por las imágenes de Archie, que asistió con un mono de rayas de la cadena H&M de color azul y blanco, de 14,64 euros que se agotó rápidamente en el Reino Unido.

Los overoles forrados son de la colección Conscious de H&M, fabricados en algodón orgánico con tiras que se cruzan con botones decorativos en la parte posterior.

Los calcetines acanalados de Archie en color nude de la casa de moda francesa para niños y bebés Bonpoint y cuestan 14 euros.

La ropa de Archie ha dado mucho de qué hablar en las redes, los seguidores de la familia real se mostraron sorprendidos de que el bebé use prendas tan accesibles, que cualquier bebé podría tener.

Se presume que Meghan y Harry, caracterizados por luchar a favor del medio ambiente y la igualdad, adquieren prendas de marcas de desarrollo sustentable. La ropa del bebé está fabricada con algodón orgánico.

Harry, de 35 años, y Meghan, de 38, posaron amorosos junto a su primogénito.

El arzobispo Desmond, ganador del Premio Nobel de la Paz, se convirtió en el líder de la lucha de liberación durante la prisión de Nelson Mandela.

Aseguró que se sentía complacido de conocer a los duques de Sussex. “Estoy emocionado por el privilegio y el honor de conocer a la familia real británica”.

Agradeció a todos por su preocupación y por mantener el interés en el bienestar de la gente de su comunidad. “Es muy conmovedor, déjenme decirles, muy conmovedor darse cuenta de que realmente son personas tan afectuosas”.

El príncipe Harry respondió: “Todos intentamos mejorar las cosas”.

Los duques de Sussex mantuvieron un encuentro cercano de más de media hora con el arzobispo y su hija en las instalaciones históricas de su ‘Legacy Foundation’ en Ciudad del Cabo, el Old Granary.

El arzobispo y su esposa, Nomalizo Leah, tienen como visión promover sus valores a las nuevas generaciones de líderes.

“Estamos muy agradecidos por darle la bienvenida a los duques de Sussex a nuestro magnífico espacio, también por su amor y respeto al Arco, dijo Niclas Kjellstrom-Marseke.

Cuando el príncipe Harry se reunió por última vez con el ganador del Nobel de la Paz, fue en el año 2015 cuando al Reina lo nombró un miembro honorario de La Orden de los Compañeros de Honor para reconocer su labor con el Reino Unido, y sobre todo, por la paz y la reconciliación internacional.

El ganador del Premio Nobel creó fundaciones en Ciudad del Cabo en 2013, Fundación Desmond y Leah Tutu Legacy, dedicadas a contribuir con el desarrollo de la juventud y el liderazgo, facilitar las discusiones sobre la justicia social y los propósitos humanos comunes.

Una vez más, los duques de Sussex son aplaudidos por incluir en su agenda compromisos que promuevan importantes labores sociales. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!