Una azafata de vuelo advierte a los pasajeros por qué no deberían pedir café ni té en el avión

Una azafata de vuelo decidió sacar a la luz una lista de secretos acerca de las medidas de higiene a bordo de los aviones de muchas líneas aéreas, ella reveló la información para un reportaje para una revista.

Relató que hay espacios de cada butaca que el personal de limpieza no logra higienizar por falta de tiempo. Así que no está garantizado que los asientos cumplan con las condiciones de limpieza adecuadas.

Ella quiere que a través de sus recomendaciones los pasajeros puedan encontrar la manera más limpia y segura posible de viajar.

Jamila Hardwick, confesó sin revelar para cuál aerolínea trabaja, que ni ella ni sus colegas consumen ninguna bebida caliente durante los vuelos, lo que despertó una alerta sobre pedir café o té.

“Lo que pasa con el café y el té es que los depósitos de agua casi nunca se limpian. Las compañías aéreas, por ley, están obligadas a esterilizar los contenedores de agua usados para preparar y servir bebidas calientes cuatro veces al año”.

Después de saber esto seguramente muchos cambiarán de opinión al pedir un té o un café caliente mientras viajan en avión. Respecto al café, surgió una información interesante y es que la mayoría de las veces es descafeinado sin que los pasajeros se enteren. Todo para prevenir la ansiedad y propiciar un ambiente más sereno.

La azafata de vuelo instó a los pasajeros a usar sus propias mantas en lugar de emplear las que proporcionan las aerolíneas durante el viaje.

“Las mantas se lavan, pero no estamos seguros de si se lavan muy bien”, agregó Jamila.

También resaltó que no está garantizada la limpieza de los almohadones. “Lo mismo aplica con los almohadones. Cambian la funda del almohadón, pero aun así está sucio ahí dentro”.

La azafata también habló sobre la limpieza de las mesas plegables de los asientos del avión.

“¡Es repugnante!”, se refirió al estado de las mesas mientras sugirió que estaban llenas de bacterias. Relató que cuando el personal encargado de la limpieza de la aeronave entra en cabina no tiene tiempo suficiente para bajar cada mesa y limpiar una por una las bandejas.

La azafata recomienda que, al viajar en avión, los pasajeros lleven toallitas húmedas para limpiar la superficie de la mesa y de otras áreas de su asiento.

Así como lavar y desinfectar sus manos con frecuencia. Lo mejor es viajar con un pequeño gel antibacterial y toallas húmedas.

Hay muchos secretos que se esconden detrás del trabajo de la tripulación de un avión que siempre transmite una imagen regia e impecable a los pasajeros. No te vayas sin compartir el testimonio de esta azafata.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!