Operan a un adolescente por un “tumor” en el testículo y descubren que era su muela faltante

El equipo médico del Hospital de Niños Morozov, en Rusia, quedó totalmente sorprendido tras intervenir de emergencia a un adolescente de 13 años por un supuesto tumor en el testículo, pero lo que encontraron fue verdaderamente único.

Increíblemente, el menor cuya identidad no fue revelada, tenía todos sus dientes definitivos, menos uno. Y sin que nadie pudiera sospechar, la mencionada pieza faltante había empezado a crecer precisamente en el testículo.

El adolescente tuvo que ser sometido a la “cirugía más rara” y en pleno procedimiento descubrieron que lo que crecía era el molar que siempre le faltó.

Los médicos rusos habían temido inicialmente que fuera un tumor, pero tras la intervención el comunicado del hospital ha catalogado al caso como verdaderamente único.

“El paciente tenía un diente en el testículo, el segundo molar de la mandíbula superior, o bien, el séptimo, si se cuenta desde el frente hacia atrás. Generalmente se reemplaza por el diente permanente a la edad de diez a 12 años. El problema se origina por un fallo genético durante el período pre-natal, un tumor teratoide que se formó debido a una falla de las células madre”, reza el comunicado.

La cirugía fue llevada a cabo por el cirujano Dmitry Tarusin, un urólogo y andrólogo para niños mayores, después de que el escáner supuestamente revelara la presencia de algo dentro del testículo que parecía arena en los riñones.

“Los médicos decidieron operar al paciente lo antes posible. La cirugía demostró que el séptimo diente real, un molar, estaba creciendo dentro del testículo, el que faltaba en la mandíbula. La ciencia dental ha registrado casos de dientes que crecieron dentro del pulmón. Pero un diente que crece dentro de un testículo es un caso verdaderamente único”, continúa el comunicado.

Todo comenzó cuando la madre llevó a su hijo al médico para consultar sobre un “bulto” misterioso en el testículo. Fue entonces cuando creyendo que se trataba de un cálculo, decidieron operarlo, sin imaginar lo que hallarían.

En el quirófano descubrieron que en realidad era un caso extremadamente atípico de tumor teratoma.

Los médicos creen que el niño de la escuela no debería verse afectado por la rara condición y seguirá teniendo un sistema reproductivo saludable a medida que crezca.

Los tumores teratoma están formados por órganos completamente desarrollados como cabello, dientes, músculos y huesos.

Metro

Aunque se trata de una malformación poco común, el urólogo tratante confirmó que la operación resultó exitosa, y advierte de esta posibilidad en casos de que no se desarrollara una pieza dental en adolescentes que ya los deberían tener.

Comparte este insólito caso en tus redes, es grandioso que todo haya salido favorablemente, pero no deja de ser algo verdaderamente sorprendente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!