«Me vacuné porque quiero viajar» – Despiden a la enfermera que se burló de sus pacientes

El coronavirus ha sido una de las peores calamidades que ha azotado a la humanidad, arrasando a su paso con la vida de millones de personas en todo el mundo. Dada la difícil situación, nadie debería atreverse a mofarse de la enfermedad, especialmente cuando se trata de los especialistas de la salud.

Tristemente, la inconsciencia también se da entre el personal que debería velar por el bienestar de los pacientes enfermos de coronavirus. Tal como demostró Nathanna Ceschim, una imprudente enfermera brasileña que ha desatado la indignación con sus deplorables acciones y comentarios.

Nathanna se desempeñaba como enfermera en el Hospital da Santa Casa de Misericórdia de Vitória. Como cualquier joven, acostumbra a utilizar las redes sociales para compartir sus pensamientos y experiencias que vive tanto en su trabajo como en su vida personal.

Fue vacunada el pasado 19 de enero porque se encontraba en la primera línea de especialistas que luchan contra el coronavirus

Pero nadie esperó que esta profesional de la salud, que recibió la vacuna para el coronavirus desarrollada por CoronaVac, arremetiera en contra de la efectividad de la vacuna y declarara con toda desfachatez que simplemente se había vacunado para poder viajar.

«Me vacuné porque quiero viajar, no para sentirme más segura. Porque una vacuna que me da solo un 50% de seguridad, no es una vacuna», afirmó la joven en un video.

Por supuesto, los comentarios de esta enfermera no podían pasar desapercibidos para las instituciones de salud y los miles de internautas en todo el mundo que se encargaron de hacer viral el suceso.

«Es inaceptable que, después de once meses de enfrentar la pandemia en defensa de la vida, un profesional de enfermería se posicione en las redes sociales de manera irresponsable e intrascendente, comprometiendo la ciencia, la salud y la vida de las personas”, declaró el Consejo Regional de Enfermería de Espírito Santo.

Cuando se vio acorralada por su proceder, la joven se apresuró a hacer privadas todas sus redes sociales, para evitar que su polémico video siguiera difundiéndose. No obstante, ya no había nada que hacer y, por el contrario, salió a la luz más evidencia de su falta de ética.

Nathanna fue capturada sin mascarilla dentro de las instalaciones del hospital, sin tener en cuenta que estaba yendo en contra de una de las normas más severas y claras desde el inicio de la pandemia.

Estaba sin mascarilla en el hospital y riendo a carcajadas con otro de sus compañeros

Fueron estos dos hechos los que hicieron que la institución de salud no tuviera mayor duda y optara por despedir a la joven, quien ahora se enfrenta a una investigación por parte del Hospital Santa Casa de Misericórdia de Vitória y al Consejo Regional de Enfermería.

Tras el repudio generalizado, Nathanna afirma que solo se expresó libremente y que nunca se burló de la vacuna. Igualmente, señala que se quitó la mascarilla solo por un breve instante para tomar agua y decidió jugar un poco con su compañero porque había sido un día estresante.

No hay nada que pueda salvar la carrera de esta enfermera que pasará a la historia por su gran irresponsabilidad. Aprende del caso y respeta las medidas de seguridad ante la pandemia. Comparte.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!