«Me dolió mucho lo que hacía mi hija”–Le da su merecido al saber lo que le hacía a una compañera

Recibir tratos injustos por parte de sus compañeros de la escuela, puede resultar devastador para cualquier niño. Una joven llamada Ryan ya se encontraba lidiando con una difícil depresión.

Su padre, su abuelo y una tía habían perdido la vida y la pequeña no hacía más que sentir que estaba perdiendo a todos sus seres queridos.

Ryan y Re’Onna viven en Carolina del Sur en los Estados Unidos.

Todo esto se vio agravado cuando varios niños en la escuela comenzaron a llamarla por nombres despectivos y a hacer de su vida un verdadero tormento. Una de las niñas que la molestaba era Re’Onna. La madre de Ryan se enteró de lo sucedido y decidió que era hora de hablar con sus padres.

“Como padres, debemos tomar responsabilidades de lo que nuestros hijos hacen”.

La mayoría de las veces, los padres están muy ocupados defendiendo a sus hijos sin detenerse por un segundo a pensar que realmente pueden ser los responsables de un acto terrible.

Por suerte, el padre de Re’Onna no era como todos los demás. Randy sabía muy bien que era hora de enseñar una importante lección.

Me dolió mucho saber lo que estaba haciendo mi hija. Cuando yo era joven recibí malos tratos así que entendía muy por lo que estaba basando Ryan”.

Randy sabe que no hay nada que su hija adore más que ir de compras. De hecho, había pasado los últimos meses reuniendo algo de dinero para poder pasar una tarde de padre e hija en el centro comercial.

Sin embargo, cuando se enteró de lo sucedido supo que su hija no se merecía esto. En lugar de continuar con sus planes originales llevó a la joven Ryan de compras. Re’Onna los acompañó a lo largo de todo el proceso pero no pudo comprar absolutamente nada para ella.

“Cuando me llevó de compras empecé a llorar. Me enseñó que todavía había personas dispuestas a tratarme con generosidad”.

La joven Ryan no cabía en sí de sorpresa. Después de todo había pasado por los meses más difíciles y alguien finalmente había decidido tener un gesto amoroso. La joven Re’Onna aprendió su lección y lo más sorprendente es que terminó volviéndose una buena amiga de Ryan.

El enorme corazón de Randy demostró a las chicas que una amistad es más valiosa que cualquier episodio de tratos injustos.

“Aprendí a no dar tratos injustos. Nadie merece eso. Debemos ser amables con todos”.

Los días de duros enfrentamientos entre ambas han quedado atrás. No hay nada más importante que la educación y el ejemplo que los más pequeños reciben en casa. Este tipo de lecciones resultan vitales para forjar seres humanos respetuosos y amorosos.

¿Qué opinas de la reacción del papá de Re’Onna? Comparte esta nota que hará reflexionar a muchos sobre la necesidad de tomar acciones en casos de tratos injustos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!