«Me dijeron que me recuperaría en 2 años” – A los 16 años su hábito destruye sus pulmones

Los cigarrillos electrónicos han ido ganando cada vez más popularidad en el mundo entero. Sin embargo, cientos de personas han terminado en cuidados intensivos después de tan sólo un par de meses de probarlos. Ewan Fisher intentó esta alternativa como un medio para dejar de fumar cigarrillos.

Ewan empezó a fumar cigarrillos electrónicos cuando tenía 16 años de edad.

Llevaba tan sólo 6 meses de esta práctica cuando tuvo que ser trasladado a un hospital por presentar muchas dificultades al respirar. El tiempo ha pasado pero sus pulmones quedaron con la capacidad de una persona de 80 años.

“Era muy saludable. Solía trotar todas las noches y ahora es algo que no puedo hacer. Mis pulmones son un desastre. Necesito esteroides para resistir”, se lamentó Ewan.

Cuando lo ingresaron al hospital, los médicos quedaron en shock al ver lo deteriorados que se encontraban sus pulmones. Estuvo luchando por su vida a lo largo de 10 semanas y en un par de ocasiones parecía que simplemente no lograría sobrevivir.

“Tengo los pulmones de alguien de 80”, afirma Ewan.

Necesitó utilizar un pulmón artificial para iniciar una lenta recuperación. Ha pasado el tiempo pero todavía no es el mismo.

“Me dijeron que me recuperaría por completo en tan solo dos años pero todavía tengo muchas dificultades”, dijo Ewan.

Al parecer, su cuerpo generó una respuesta inmune exagerada ante los químicos que ingería a través de los cigarrillos electrónicos.

Ewan tiene ahora 19 años de edad pero se encuentra sin aliento al realizar actividades aparentemente sencillas como subir las escaleras o caminar durante un par de minutos.

“Hay dos cosas que debemos aprender: pueden generar una reacción muy peligrosa y no deberíamos considerarlos ‘mucho más seguros’ que el tabaco”, dijo el Dr. Jayesh Mahendra

El Doctor Jayesh Mahendra Bhatt fue uno de los médicos encargados del caso de Ewan y decidió alertar al mundo entero sobre el terrible daño que había sufrido:

“Hemos reunido evidencia y todo indica que todo el daño lo produjo el vapeador. Un colega mío vio un caso muy parecido”.

Ahora, Ewan dedica su tiempo libre a viajar por el mundo para advertir a los más jóvenes sobre el peligro de utilizar estos cigarrillos, se trata de una práctica que no ha hecho más que propagarse a toda velocidad.

Las empresas ofrecen cada vez más variedad de sabores que resultan terriblemente atractivos y son promocionados una y otra vez bajo la premisa de que son menos dañinos que los cigarrillos de tabaco.

Comparte este caso para dar a conocer la dura experiencia que sufrió Ewan. La vida de muchos podría encontrarse en riesgo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!