Denuncia que la expulsaron del gimnasio por asistir con un atuendo inapropiado

En muchas oportunidades las personas son víctimas de la discriminación, y ven vulnerados sus derechos mientras otros los juzgan por sus diferencias o condición.

Este es exactamente el caso de Marny, una chica de 22 años, estudiante de derecho. En sus tiempos libres Marny asistía a un gimnasio en Constanza, ciudad de Alemania.

Según el entrenador de su gimnasio este atuendo era muy revelador

Esta joven fue expulsada por el entrenador de su gimnasio al que iba a diario, y cuando ella le preguntó cuál era el motivo, la respuesta fue que su atuendo no era apropiado.

Marny no reaccionaba ante tal solicitud y nuevamente pidió una explicación tratando de encontrar la lógica ante tal asunto. La respuesta del entrenador volvió a ser que su vestimenta no era la apropiada porque distraía mucho a los hombres que allí entrenaban y por lo tanto ella debía irse del gimnasio.

Ella no comprendía lo que estaba mal, ya que tenía la indumentaria adecuada para ejercitarse. Nada más que un pantalón y una blusa corta que solo mostraba una pulgada de su piel. Marny estaba completamente en shock pues nunca pensó que iba a ser abordada de esta manera.

“Yo no comprendía lo que estaba ocurriendo, pensé en un momento que había levantado mi tono de voz, pero solo me reclamaba mi manera de vestir, porque se veía parte de mi espalda y estómago. Además, insistió que distraía a quienes entrenaban allí y no convenía al gimnasio.”, dijo Marny.

Después de un rato, decidió twittear una foto donde vestía con la ropa que llevaba al gimnasio y dar una muestra de lo que estaba sucediendo.

“Me expulsaron del gimnasio con la excusa de que mi ropa no era adecuada ya que mostraba demasiado mi cuerpo, y los hombres no se concentraban en sus actividades”, agregó Marny.

Como era de esperarse muchos de sus seguidores estaban tan indignados que comenzaron a preguntarle dónde se encontraba el gimnasio para ir a realizar sus respectivos reclamos, y gracias a esto, Marny sintió un apoyo racional.

Sin embargo, Marny se mantiene firme ante su posición, pues todas las mujeres tienen derecho a expresar su estilo en la forma que las haga sentir más felices

Ante esto, decidió no revelar el nombre del gimnasio para no comprometer a quienes asistían allí ni perjudicarlos. Sin embargo, sigue recordando cómo muchos de sus compañeros de gimnasio llevaban camisetas sin mangas, y pensó que la única manera de que fuera completamente justo sería pedirles a ellos que comiencen a utilizar ropa que cubra todo su cuerpo.

No obstante, Marny decidió evitar más conflictos e ir a otro gimnasio donde pudiera realizar sus ejercicios sin preocuparse por cosas como esta.

“Creo que todas las personas del sexo femenino, tenemos la libertad de escoger la manera en que deseamos vestirnos”, finalizó Marny.

Comparte este caso que ha causado polémica en las redes y déjanos conocer tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!