Una mariposa se posa sobre el dedo de un hombre en un conmovedor tributo a su hija fallecida

Hace unos años atrás, Max Van Gorder y su familia atravesaron la dolorosa y trágica partida de su hermana Vanessa, quien falleció en un accidente de auto durante unas vacaciones navideñas, y tendría ahora 29 años.

A partir de ahí, han tenido una conexión especial con las mariposas, por su símbolo de conexión con la vida eterna.

De modo que cuando Max se casó con Lydia Van Gorder, decidieron honrar la memoria de Vanessa precisamente con un hermoso ritual en base a mariposas.

Max y Lydia se casaron en Honesdale, Pensilvania.

Antes de leer sus votos, la pareja decidió liberar mariposas como un homenaje a Vanessa.

Pero en lugar de revolotear como es propio de su naturaleza, todos quedaron sorprendidos al notar que una de de ellas se posó pacíficamente sobre el dedo del padre de Lydia, Scott.

Y así permaneció apaciblemente durante el resto de la ceremonia.

Fue la fotógrafa Jessica Manns, quien capturó los emotivos detalles y publicó las imágenes en Facebook, relatando además la coincidencia con la triste historia de la muerte de Vanessa.

Scott y Elizabeth, los padres del novio.

“Para honrarla, los padres del novio soltaron mariposas durante la ceremonia en su honor”, escribió Jessica en Facebook. “La creencia de que nuestros seres queridos pueden visitarnos en forma de mariposas es lo que fortalece a Scott y a su esposa Elizabeth, y se hizo mucho más evidente en la boda de Max”.

Jessica contó cómo las mariposas se aferraron a los cuerpos de algunos miembros de la familia durante toda la ceremonia y luego hasta la hora del cóctel.

“Esta misma mariposa en el dedo de Scott permaneció allí toda la ceremonia y luego voló hacia el ramo de la novia después del receso”.

“Lydia, la novia, incluso caminó por el pasillo con dos en su vestido”, dijo Jessica

Los invitados no pudieron contener las lágrimas por la muestra de amor de estos animales, y la especial presencia de la hermana fallecida.

La religión cristiana ve a la mariposa como un símbolo de la resurrección, y en el mundo entero se las asocia con el cambio, la esperanza y la vida.

Jessica, además, capturó el rostro de la novia cuando una mariposa se acurrucó en su cuello.

¡Su evidente sorpresa y alegría desbordante mostrada en sus ojos no tiene precio!

Las imágenes se volvieron virales en cuestión de minutos consiguiendo más de 60.000 me gusta en Facebook, y Lydia agradeció públicamente a Jessica.

“Gracias de nuevo por capturar un momento tan especial y amoroso durante nuestra boda”, dijo Lydia.

Es realmente conmovedor que esta familia haya encontrado la fortaleza que necesitaban para afrontar tan dura pérdida con esta especial manifestación del más allá, sin duda Vanessa quiso hacerse presente de algún modo. ¡No te vayas sin compartir esta emotiva historia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!