A esta madre subrogada la obligaron a abortar al bebé, pero ella se opuso hasta el final

Stephanie Levesque, una mujer orginaria de Texas, se ha atrevido a relatar su cruda experiencia como madre subrogada después de que se hubiera negado a abortar al bebé que llevaba en su vientre.

El pequeño venía con una deficiencia cardíaca y los padres biológicos le habrían ordenado interrumpir el embarazo. Pero ahora un año después relata el revuelo de emociones en el que estuvo envuelta tras haber gestado en su interior al pequeño que sus padres rechazaban.

Levesque llevó el embarazo a término y finalmente dio a luz antes de Navidad de 2017, en Dallas.

En el escáner a las 16 semanas, ya se sabía de la deficiencia cardíaca grave, por lo que los padres biológicos le exigieron el aborto debido al alto riesgo.

Pero Levesque, que ya ha sido madre subrogada en 2 ocasiones anteriores, se negó rotundamente a interrumpir el embarazo. Y tras la dura experiencia de confontarse con la pareja, ha declarado:

“Antes de continuar con una pareja, discute sus creencias sobre el aborto, tienes que tener conversaciones realmente difíciles”.

Este caso le ha llevado a la mujer a revisar las leyes vigentes para la subrogación y ha empezado un camino para exigir contratos escritos más estrictos para que no existan inconvenientes futuros.

Levesque, que tiene sus propias hijas gemelas, dijo que ella y sus hijas escucharon los latidos del corazón del bebé varias veces durante los controles del hospital, y simplemente no pudieron perder la esperanza.

Cuando finalmente dio a luz al pequeño, a Levesque se le permitió una rápida mirada al niño que llevó en su vientre durante nueve meses antes de que lo arrebataran para siempre. Ella no lo ha visto desde entonces…

La devastada mujer relata que al momento no sabe nada del pequeño, ni su nombre,  ni su peso, ni si lo sometieron a una cirugía… ¡Nada!

Su shock de ahora viene porque en los embarazos subrogados anteriores ella se mantuvo en contacto con los padres y tras los partos exitosos, los llamó “el regalo más grandioso que existe”.

Levesque está profundamente afectada y ha empezado a escribir un libro sobre sus aventuras en el camino de la subrogación.

“En primer lugar, muchas gracias a todos por el apoyo que he recibido durante el último año. Hoy es difícil, y no puedo explicar lo mucho que significa sentir que todos mis amigos y familiares me están envolviendo en un gran abrazo”, escribió Stephanie en Facebook.

Después pasó a compartir una reflexión cuando el bebé que sus padres querían abortar cumplió un año, al que llamó Luca. Y publicó el extracto de la ley que lleva su nombre y que quiere impulsar en favor de todos los involucrados en el proceso de subrogación.

“Quería compartir mi percepción sobre por qué las leyes de subrogación deben cambiarse y cómo mi experiencia arroja luz sobre estos temas. ¡Por favor, si te sientes obligado a hacerlo, comparte esta publicación para que se pueda informar sobre estos temas!”.

Daily Mail

No todas las mujeres están preparadas para esta aventura, pero lograr que unos padres cumplan con su sueño de traer un hijo al mundo, no tiene precio. ¿Qué te parece esta impactante historia? Comparte tu opinión en tus redes.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!