La madre de 5 niños acude a la puerta cuando su hijo recibió un paquete- «Al leer la nota lloré»

El 2020 no ha sido el año más amable para muchos. La pandemia ocasionada por el COVID-19 ha desquebrajado la solidez financiera de muchas familias que han perdido sus trabajos. Pero incluso, en los momentos más difíciles, la solidaridad de algunas personas nos invita a continuar creyendo en la humanidad y guardando algo de esperanza.

En esta ocasión, una generosa acción tocó la puerta de una madre soltera que en los últimos meses no ha podido trabajar. Su nombre es Emma Frost, mamá de cinco chicos vive en Blacon, Cheshire, Inglaterra, y durante el fin de semana recibió una conmovedora nota que la dejó al borde de las lágrimas.

Los hijos menores de Emma.

Un desconocido de su comunidad tocó su puerta y antes de que alguien abriera, este ya se había marchado. En el lugar sólo se encontró unas canastas con cinco almuerzos y dos bolsas grandes de compras.

Alguien había hecho para sus hijos el abasto que ella misma no había podido pagar en los últimos meses.

«Un regalo de nuestra familia para la suya», podía leerse en la nota dejada junto a las bolsas.

Los hijos más grandes de Emma tienen 11 y 16 años, fue su hijo mayor quien abrió la puerta y no pudo contener la emoción al encontrar lo que habían dejado de manera anónima.

“Mi hijo mayor fue a la puerta porque no esperábamos a nadie y encontró las bolsas de compras y cinco bolsas de almuerzo para niños. Cuando entró, me dijo que alguien había salido de la compra con una nota. Cuando leí la nota, lloré. Me quedé impactada. Fue totalmente inesperado”, relató Emma.

Esta familia se encuentra confinada ya que una persona cercana a ellos ha dado positivo a COVID-19, lo cual ha dificultado aún más las posibilidades de que esta madre encuentre un dinero extra para sustentar a sus hijos.

Al parecer, el generoso gesto fue realizado por un vecino de la comunidad que ha estado obsequiando bolsas de alimentos a las familias más necesitadas. De algún modo esa persona supo de Emma y quiso ayudarla.

La nota que conmovió a Emma.

Es evidente que este buen samaritano no espera ningún tipo de agradecimiento, pues, además del anonimato, explicó a Emma que no es necesario que ella salga a recibir los paquetes.

«Hola Emma, ​​estoy haciendo bolsas de comida en la comunidad, y alguien ha presentado tu nombre para recibir una. También preparo almuerzos para llevar para niños de lunes a viernes […] los dejaré entre las 10:30 y las 12 p.m. No es necesario que vengas a la puerta, llamaré, dejaré el paquete y me iré”, escribió.

Este hermoso acto de bondad llega en un momento en que el gobierno de los Estados Unidos, retiró la ayuda a muchos escolares que durante estos meses habían recibido almuerzos gratuitos.

Quizás este pequeño beneficio no resolverá todos los problemas de esta familia pero no deja de ser un modo hermoso de ayudar a quien más lo necesita.

Estos gestos de bondad ocurren de las maneras menos pensadas, comparte esta historia y envíale tus bendiciones a esa familia anónima que hace el bien para los otros.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!