«Custodia indefinida sin más concesiones a su madre»

La relación entre Gerard Piqué y Shakira se encuentra más gélida que nunca. Después de que la madre de Milan y Sasha sorprendiera al mundo rompiendo su silencio sobre lo que ha supuesto para ella afrontar una infidelidad mientras no puede escapar del ojo público; el futbolista habría reaccionado, una vez más, furioso e indignado.

Piqué piensa que la cantante está haciendo todo eso como una estrategia para causar lástima, y conseguir que toda la opinión pública esté de su lado.

Recientemente, ha trascendido a los medios españoles que ya habría un ganador en la disputa legal por la custodia de los niños, que ha mantenido en vilo al mundo entero.

Una fuente cercana a los abogados de la expareja asegura que la barranquillera ya perdió definitivamente la opción de viajar junto a sus hijos fuera del continente europeo. Hace dos días se habrían reunido nuevamente ambos equipos de letrados, pero el desenlace habría sido desastroso.

La delicada pelea por la custodia de Milan y Sasha ya tiene un ganador y su madre comienza a darse por vencida

madre

El deportista español habría rechazado la suma económica que el equipo legal de Shakira le ofreció, con tal de poder tener a sus hijos en Barcelona con él, junto a su novia, cuando le plazca.

Ahora queda claro que Piqué jamás firmará los papeles, y por ahora la colombiana ya ha perdido la batalla.

Se presumía que Milan y Sasha deberían permanecer en territorio español al menos durante dos años, sin opción a cambiar de residencia sin la autorización de su padre. Y que, solo después de transcurrido ese tiempo, el equipo legal de Shakira podría enviar una nueva solicitud.

Pero, el panorama es peor aún. Habría trascendido que ahora Piqué ha decidido ir más lejos, sin pensar un solo segundo en el verdadero bienestar de los pequeños.

Piqué quiere retener a sus hijos en Barcelona para siempre

Si alguna vez llegaron a un cierto consenso, por el que los niños pasarían dos años en Cataluña y luego se irían con su madre a Miami, en este momento el defensa del Barça quiere a sus hijos viviendo con él en Barcelona, es decir, quiere su guardia y custodia por tiempo indefinido, sin más concesiones a su madre”, reseñó la fuente.

Milan y Sasha, en medio de una madre engañada y un padre que quiere darse una nueva oportunidad en el amor

Hace un par de semanas, tras un verano convulsionado, teniendo los pequeños que repartir sus vacaciones entre su padre junto a la nueva novia, y su madre; finalmente la expareja se dio cita junto a sus respectivos abogados, en el despacho de Tamborero Abogados, el equipo de letrados que representa a Piqué, en Barcelona.

Lo que pretendía ser la última oportunidad para que los padres de los niños llegasen a un acuerdo pacífico para negociar su custodia, terminó con un Piqué encaprichado levantándose abruptamente de la mesa de negociaciones.

Trascendió que su reacción desproporcionada se debió a que «estaría harto de las interminables dilaciones de su expareja para llegar a un acuerdo. Algo que definió como «un calvario de reuniones, cláusulas y contraofertas insoportable».

Shakira se habría mantenido firme en exigir que Milan y Sasha se vayan a vivir con ella a Miami, condición que su equipo de abogados ha impuesto desde un inicio. Y también, la cantante le habría ofrecido de nuevo a su ex pagarle parte de la deuda (2 millones de euros) que tiene en España.

Pero, para Piqué la opción de que sus hijos se vayan con la madre, ahora sí que resulta totalmente descabellada e imposible.

Especialmente porque él ya vive con Clara en su piso de soltero, sus hijos comienzan a tenerle aprecio, y en caso de que un juez considerara darle la razón a Shakira, sus planes de noviazgo se verían seriamente comprometidos.

Piqué no quiere saber de tener que despedirse de su novia por culpa de la madre de sus hijos

madre

Piqué y Clara en su última escapada en París

Así que, Piqué, tras la actitud de Shakira de querer mostrarse como víctima, y su intransigencia para querer llevarse a sus hijos a como de lugar, ahora le habría enviado un fuerte mensaje a su ex a través de sus abogados:

«No todo se compra con dinero».

La artista colombiana argumenta, por su parte, que el acoso mediático que ha sufrido ella y sus hijos en todo este tiempo, es razón suficiente para que busque para los pequeños una vida tranquila junto a su madre. 

«Nuestra separación no es una separación normal. Ha sido increíblemente difícil. No solo por mi, sino por mis hijos. Tengo un paparazzi acampando 24/7 frente a mi casa. He tratado de ocultar la situación frente a ellos. Solo quiero protegerlos porque son mi prioridad en la vida. Pero luego escuchan cosas o ven noticias desagradables y les afecta», dijo Shakira en la entrevista para la revista ELLE.

La relación entre la expareja es tan fría que si coinciden en actividades de sus hijos, ni siquiera se hablan:

¿Crees que Shakira merece todo lo que le está tocando vivir porque simplemente su ex decidió que se le acabó el amor? Déjanos saber tu opinión en los comentarios.