Una niña de 5 años pierde la vida tras ser llevada a urgencias 3 veces en un fin de semana

Recientemente salió a la luz el caso de Luna Desiree, una niña de 5 años que perdió la vida después de ser trasladada a urgencias en tres oportunidades durante un fin de semana y recibir el alta médica porque presuntamente no padecía nada grave.

Los médicos que la atendieron le indicaron tomar Ibuprofeno y mantener reposo absoluto en casa, pero sus síntomas empeoraban, por eso sus padres la trasladaron al hospital tres veces más.

Luna fue llevada por primera vez a urgencias en el Hospital Municipal San José de Capilla del Señor el pasado 8 de febrero a las 10 de la mañana, el médico le diagnosticó un cuadro de sinovitis, un proceso inflamatorio que causa dolor.

Un traumatólogo que la vio le recomendó hacer reposo absoluto después de hacerle varias radiografías.

El día siguiente, Luna presentaba fiebre muy alta, sus padres la llevaron al hospital y le hicieron analíticas de sangre y de orina, el médico insistió en el mismo diagnóstico y le dio el alta.

Habían transcurrido varias horas cuando el estado de Luna empeoró, se dirigieron de nuevo al hospital donde le administraron suero con un calmante de manera intravenosa.

Tenía una pierna morada, y a pesar de la insistencia de sus angustiados padres, los médicos le dieron el alta.

Finalmente, acudieron por cuarta vez a urgencias cuando Luna tenía las extremidades muy frías y presentaba dificultad para respirar.

Poco después la menor perdió la vida ante la impotencia e indignación de sus padres.

La madre de Luna, Milena Anabel López, de 22 años, alertó a los médicos que la atendieron y les dijo que el tratamiento no estaba teniendo efectos positivos.

VER TAMBIÉN:  Se durmieron junto a su bebé recién nacido y despertaron con la peor noticia de sus vidas

Estaba muy preocupada porque la tonalidad de la piel de las piernas de Luna era amoratada, alega que perdió a su hija por un terrible caso de negligencia. Denuncia al centro de salud por cometer el delito de mala praxis.

Explicó que a Luna la diagnosticaron con sinovitis viral, una enfermedad que consiste en una inflamación o irritación de la membrana que cubre la mayor parte de la superficie interna de las articulaciones como la rodilla, la cadera, el hombro y las interfalángicas de las manos.

Los síntomas son el incremento de la temperatura a nivel articular, la inflamación en la articulación por el aumento de líquido e hipersensibilidad.

“Fue mala praxis, le diagnosticaron sinovitis viral y era bacteriana”, aseguró el abogado que asiste a la madre de la pequeña quien emprendió una demanda contra el centro de salud.

Clarín

Los padres de Luna esperan que se haga justicia aunque nada les devolverá a su hija, comparte este trágico caso.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!