Luis Miguel se presenta en Las Vegas con un aspecto irreconocible que alarma a sus fans

El cantante mexicano de 49 años se presentó en el Coliseo del Caesars Palace en Las Vegas, Estados Unidos, sus fans lo esperaban con ilusión para disfrutar del espectáculo del artista cuando fueron sorprendidos por su aspecto.

Luis Miguel apareció en el escenario con el rostro inflamado, canas y patillas extralargas, se presume que se sometió recientemente a varios procedimientos quirúrgicos con fines estéticos para lograr un aspecto más joven.

La característica que más llamó la atención fue la hinchazón de su rostro, el artista se habría sometido a un tratamiento de rejuvenecimiento facial y reveló los resultados con su concierto en “la ciudad del pecado”.

Las imágenes del compositor e intérprete conocido como “El Sol de México”, han dado mucho de qué hablar en las redes.

La mayoría de los usuarios comenta que se ha excedido con las operaciones estéticas y no ha logrado buenos resultados porque su rostro no luce natural, ni fresco. Alegan que debería aceptar los cambios que resultan de la edad porque los años no pasan en vano.

Mientras que otros admiran la actitud del artista y resaltan que a pesar de que ha hecho numerosos cambios en su rostro, sí luce con aceptación las canas.

Viajó a Las Vegas para cumplir con sus compromisos profesionales junto a su novia Mollie Gould, de 20 años, quien es una de las coristas del cantante.

La chica protagonizó un escándalo hace meses en el que se rumoró que estuvo embarazada y el cantante le pidió que interrumpiera el embarazo porque él no tenía la intención de convertirse en padre.

Ante la controversia que generó el caso en la opinión pública, Mollie se pronunció ante los medios para desmentir la información. Actualmente han aparecido juntos públicamente disfrutando de vacaciones y cumpliendo compromisos profesionales.

Esta no es la primera vez que Luis Miguel, conocido como “El Sol de México”, deja desconcertado al público al aparecer en el escenario donde ofrecerá un concierto. En noviembre del año pasado, se presentó en el Auditorio Nacional de México y salió media hora después de la pautada.

A pesar de la impuntualidad, los presentes aseguraban que “lo bueno se hace esperar”, pero precisamente no superaron su expectativa porque terminaron decepcionados. El artista se notaba bajo los efectos de las bebidas y no pudo ofrecer un espectáculo de calidad, tenía severas dificultades para cantar y para mantenerse en pie.

En lugar de aplausos, recibió abucheos del indignado público que lo esperaba con ansias. Recientemente, tras décadas de trayectoria, Luis Miguel da mucho de qué hablar por algo más que su talento. Compártelo.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!