Los sextillizos que no tenían posibilidades de sobrevivir aparecen celebrando su graduación

Chris y Diamond Harris tienen una familia excepcional y poco probable en este mundo, a la que los médicos catalogaron como un verdadero milagro y ahora celebran un logro bastante difícil para muchos.

En el 2002, esta pareja de Birmingham, Alabama, se preparó para celebrar el nacimiento de sus sextillizos a través de una cesárea de emergencias, cuando Diamond sólo tenía 26 semanas y media de embarazo.

Los pequeños hermanos Harris con horas de nacidos.

Casi 18 años después de ese gran día, los pequeños milagros de estos esposos han conmovido a todos con una emotiva fotografía en la que se les observa con toga y birrete celebrando juntos su graduación de secundaria.

Los Harris son los primeros sextillizos afroamericanos que sobreviven y se gradúan de High School en los Estados Unidos.

Las dos jóvenes y sus cuatro hermanos varones dieron una gran alegría a sus orgullosos padres que parecen no haber notado el momento en que sus pequeños crecieron tanto.

«La mañana de la ceremonia, me senté en la cama mirando sus fotos de bebés y me sentí deprimido. La vida va a ser demasiado aburrida ahora», dijo Diamond, de 45 años.

El padre de 46 años también mira con nostalgia lo rápido que ha pasado el tiempo pero sabe que es el momento en que los chicos vuelen y tomen el rumbo de sus propias vidas.

“Estos niños han sido mi vida durante casi 18 años. Han sido mi razón. Siempre me recuerdo que será diferente, pero todo estará bien», agregó Chris, de 46 años.

En cuanto al futuro que tienen ante sus ojos, los chicos ya han tomado algunas decisiones. Las hermanas Kiera y Kobe asistirán a Lawson State Community College para estudiar cosmetología.

Los hermanos Kaleb y Kieran han decidido mantenerse juntos y asistir al Alabama A&M, aunque cursaran especializaciones diferentes: Kaleb desea iniciar la carrera de informática y Kieran perseguirá un cupo en la escuela de arte.

Por su parte, Kaylynne está decidido a estudiar fisioterapia en la Universidad Estatal de Alabama y Kyle, quien tiene autismo, realizará un programa de habilidades para la vida.

Estos chicos han sido noticia desde su nacimiento. En el 2002, Diamond ya era madre un pequeño de 5 años y cuando quedó embarazada de su segundo matrimonio los médicos le dijeron que se trataba de un embarazo de gemelos.

Los planes de la pareja dieron un giro trascendental, cuando la salud de la mujer se quebrantó a causa de un coágulo de sangre en uno de sus pulmones y debió adelantarse su cesárea, pues sólo en ese momento descubrieron que en realidad estaba embarazada de sextillizos.

Diamond no supo de sus seis hijos hasta que ya habían nacido y aunque sus hijos lucían sanos se trataban de bebés prematuros, así que los primeros días de vida fueron decisivos.

Los niños estuvieron en el hospital durante casi 3 meses y los padres describen esa época como algo de terror para ellos pero toda la angustia, tiempo y amor invertido en estos pequeños han valido la pena.

Ahora los Harris son un hito no sólo en la familia sino en la comunidad de afroamericanos de los Estados Unidos. En un tiempo tan convulso como el que se está viviendo, saber de este tipo de logros nos lleva a recordar que sin duda la calidad de toda persona no está determinada por ninguna religión, condición o color, sino por los valores y esfuerzo de cada uno.

Bravo por estos chicos que han quebrado cualquier estigma y han demostrado la madera de la cual están hechos, ahora a triunfar. Comparte esta noticia y envía a los sextillizos tus mejores deseos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!