Los policías interceptan a la madre soltera que camina 10 km cada día para ir a trabajar

Muchísimas madres alrededor del mundo tienen que trabajar duro y hacer incontables sacrificios para poder mantener a su familia sin ningún tipo de ayuda. Además de lo abrumadora que puede ser la crianza de los niños y las labores del hogar tienen que enfrentarse al desafío de buscar un ingreso económico que les permita satisfacer sus necesidades básicas, así como ofrecerle a un mejor futuro a sus hijos.

Una mujer de Estados Unidos caminaba cada día 10 kilómetros para poder llegar a su trabajo, a los 24 años, y madre de 2 pequeños se esforzaba por garantizar su bienestar.

Los policías de la zona la habían visto y conversado con ella, les habló de su dura situación.

Cada mañana, ella caminaba a lo largo de la Higway 59 varios kilómetros sin importar las inclemencias del clima.

En la estación de policía local recibían avisos de ciudadanos preocupados que veían a la mujer caminar en esa dirección. Ella jamás había pedido ayuda a nadie, sabía que debía hacer ese sacrificio para poder llevar el sustento a casa.

Los agentes de la policía investigaron la identidad de la joven madre soltera y se ofrecieron a llevarla a su casa cuando la encontraban en horas de la noche caminando por la desolada zona.

Pero a pesar de su gesto solidario, sabían que eso no resolvería su dramática situación, querían hacer algo más por ella.

Así que tomaron cartas en el asunto, y con apoyo de los miembros de su comunidad emprendieron una campaña de recaudación de fondos para ofrecerle a la madre un regalo que le cambiaría la vida.

En pocos días, la solidaridad se hizo presente y muchos ciudadanos generosos contribuyeron con la campaña para que pudieran regalarle un auto a la madre soltera que se exponía a peligros mientras caminaba cada día para trabajar.

El departamento de policía citó a la mujer para regalarle una furgoneta con dos sillas de auto nuevas para sus hijos, pagaron el primer año de la póliza de seguro del auto y, además, le entregaron 200 dólares.

La madre no podía creer lo que estaba ocurriendo, su reacción al recibir la sorpresa conmovió a todos los presentes.

Lo primero que dijo cuando escuchó que la furgoneta era para ella fue: “¡Finalmente puedo llevar a mis hijos al parque!”.

La entregada madre recibió una recompensa por su sacrificio y compromiso con su trabajo y su familia.

Gracias al gesto de los policías podría trasladarse a su lugar de trabajo sin complicaciones, sin peligro, y, sobre todo, tendría más tiempo de calidad con sus hijos. Ella se merecía la comodidad de trasladarse en un auto cada día en lugar de hacer las exhaustivas caminatas.

En su tiempo libre podrá salir a dar un paseo junto a sus hijos, y trasladarse rápidamente a donde necesite.

Algunos agentes de la policía que presenciaron la sorpresa captaron imágenes del momento en el que le entregaron el auto. Los miembros de este departamento policial demostraron su compromiso de colaborar con la comunidad.

Es admirable lo que hicieron por esta madre, un gesto puede cambiar la vida de alguien. Compártelo y hagamos eco de las buenas acciones.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!