Los médicos defienden la idea de escribir en sus gorros a pesar de recibir burlas y críticas

En el hospital es muy difícil identificar a los médicos, enfermeros y todos los demás trabajadores al momento de la práctica quirúrgica, esto se debe a que suelen estar envueltos en su uniforme. Al no identificar bien al personal o saber cuál es su desempeño, es difícil que el equipo se comunique y que el paciente entre en confianza con sus médicos.

Ante esta problemática el Dr. Rob Hackett empezó a utilizar un gorro que llevaba su nombre y su especialidad con un rotulador negro. En su gorro está escrito: “Rob, anestesiólogo”.

Al principio, los compañeros de Hackett se reían e incluso se burlaban cuando veían el gorro con el escrito en rotulador. Muchos le decían: “Te ves un poco chistoso porque no todos lo hacen”.

Sin embargo, al poco tiempo, todos sus compañeros de trabajo notaron que el simple cambio que añadió Hackett a su gorro, se había convertido en una idea extraordinaria que ayuda y agiliza los momentos difíciles que ocurren mientras se está dentro del quirófano. La premisa de esta campaña es que cada segundo es valioso dentro del quirófano y no hay tiempo para la confusión.

Cuando trabajas en cuatro o cinco hospitales y con cientos de personas, yo digo que del 75% del personal, no sé su nombre. Es bastante incómodo”, dice el médico australiano que ideó esta iniciativa.

Los gorros personalizados empezaron a usarse en los hospitales australianos. La campaña tiene un hashtag que ha dado la vuelta al mundo y cada vez más cirujanos, médicos, enfermeras, parteras, y estudiantes del área de la salud, siguen su ejemplo para trabajar de una manera más eficaz.

VER TAMBIÉN:  La abuela más sexy del mundo revela sus secretos para la eterna juventud y belleza

Hackett comenta que la idea surgió cuando atendían un caso de paro cardíaco. Él le pidió guantes a un colega y el colega pensó que estaba señalando a la persona que estaba detrás de ellos. La Organización Mundial de la Salud ordena que los médicos se presenten antes de una cirugía pero Hackett confiesa que este paso, generalmente, es olvidado.

“Cuando se hace correctamente, algunas personas se ríen tontamente, lo que me dice que no se hace con regularidad”, añade.

El hashtag es #TheatreCapChallenge (Reto del Gorro de Teatro, en español) y es publicado por el personal médico en países del todo mundo a través de las redes. El Dr. Hackett comparte todas las publicaciones con los gorros rotulados en su perfil de Twitter para masificar la campaña.

El Dr. John Quinn, director ejecutivo del Royal Australian College of Surgeons, dijo: “Cualquier cosa que aumente la seguridad de los pacientes en los quirófanos es algo bueno”, dando su apoyo a los gorros con nombres.

Otra de las razones para apoyar la novedosa campaña es que al tener la identificación en el gorro puede eliminar los casos de prejuicios que llegan a tener los pacientes cuando su médico no luce como el “cirujano tradicional”.

¿Te parece una buena idea? Esperemos que sea una tendencia más usada y salve más vidas. ¡Comparte este novedoso movimiento con tus amigos!

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!