Los expertos revelan las consecuencias de que los niños participen en las tareas del hogar

Si bien algunos padres se sienten culpables de hacer que sus hijos hagan sus tareas diarias, los expertos aseguran que en realidad puede tener un efecto positivo en su éxito en el futuro.

Cuando crecemos y nos independizamos van aumentando las responsabilidades, es algo inevitable, por eso es tan importante fomentar la disciplina y compromiso desde temprana edad.

Entonces, cuando se enseña a los niños la importancia de lavar los platos, tender la cama, lavar la ropa y cosas similares a una edad temprana, es más probable que desarrollen un entendimiento más profundo en la edad adulta.

Al menos, eso es lo que nos dice la experta Julie Lythcott-Haims, ex decana de estudiantes de primer año de la Universidad de Stanford y autora de “Cómo criar a un adulto”.

“Si los niños no están lavando los platos, significa que alguien más está haciendo eso por ellos. Y así se les exime no solo del trabajo, sino también de aprender que el trabajo debe hacerse y que cada uno de nosotros debe contribuir para el aseo del hogar». menciona Julie durante una conferencia.

Roy Luck / Flickr

También dice que los niños que crecen haciendo tareas del hogar adecuadas a su edad, en realidad se convierten en mejores trabajadores una vez que inician su vida laboral. Y ella no es la primera en decir este hecho.

Marty Rossmann, de la Universidad de Mississippiutilizó los datos recopilados a lo largo de 25 años para ver si las tareas que se realizan cuando un niño tiene 3 o 4 años podrían afectarlos positivamente cuando tenían más de 20 años.

Descubrió que los niños que ayudaban en las labores domésticas, tenían más probabilidades de tener carreras y relaciones más exitosas por la temprana responsabilidad encargada por sus padres. Es importante que los niños participen en labores ajustadas siempre a su edad y capacidad contando con la guía y orientación del adulto.

El problema es que muchos padres no hacen que sus hijos realicen tareas domésticas, solo alrededor del 28 por ciento de los adultos.

Según una encuesta realizada por Braun Research en 2014, sentían que sus hijos ya estaban demasiado ocupados en la escuela y en las actividades extracurriculares para hacerlo. En otros casos, los padres perciben como algo incómodo y que les exige tiempo enseñar a los niños a participar en las labores del hogar eligiendo no involucrarlos.

Los expertos dicen que las tareas del hogar, sin embargo, son vitales. Los adultos también están ocupados, los niños necesitan aprender a una edad temprana cómo equilibrar todas las ocupaciones de la vida y adquirir confianza en ellos mismos así como sentido de la responsabilidad.

“Lo que está sucediendo es que los estamos enviando a la universidad y no saben cómo lavar su ropa, cocinar una comida, a veces incluso cosas básicas como cambiar una bombilla, porque hacemos todo por nuestros hijos con demasiada frecuencia”, dice Nicholas Long, director del Centro para la crianza eficaz en el Arkansas Children’s Hospital.

TIPHERO/Foto

Así que los padres en lugar de sentirse culpables cada vez que le piden a su hijo que levante su plato después de comer, pueden sentirse seguros de que su hijo está haciendo lo correcto al ayudarle a hacer sencillas tareas domésticas.

Es interesante conocer la importancia que hay detrás de involucrar a los pequeños en las tareas del día a día, esa es la forma perfecta de reforzar su aprendizaje, autoestima y responsabilidad. Compártelo.