Lo sumergen en una piscina justo antes de morir para ofrecerle paz cumpliendo su último deseo

Recibir un pronóstico médico de pocos días de vida puede ser devastador para cualquier persona, la mayoría, después de recuperarse del dolor y el impacto de la noticia elige aprovechar al máximo el tiempo.

Por esa razón no es descabellado pensar en una lista de deseos o al menos una petición final antes de morir.

Hay quienes piensan en viajes, visitas o simplemente abrazar a algún familiar, pero para Thomas Roberts era necesario despedirse de este mundo aferrado a la esperanza de una salvación extraterrenal. Por ese motivo, después de ser ateo durante toda su vida suplicó un deseo conmovedor: quería ser bautizado como cristiano.

Thomas se encuentra en silla de ruedas y es incapaz de respirar si no está conectado a un tanque de oxígeno debido a su cáncer de pulmón pero quería desconectarse del tanque para que lo sumergieran en el agua y le aplicaran el bautismo.

Por ser parte de un deseo final de Thomas, el capellán de la  Universidad de Alabama en el Hospital de Birmingham, Corey Agricola estaba dispuesto a bautizarlo y consultó con el médico Ashley Nichols sobre las posibilidades de llevar a cabo el rito tal como el paciente lo quería.

«Dr. Nichols dejó en claro que sólo podría estar sin oxígeno durante unos segundos, lo que significaba que no podíamos rodarlo por la rampa en la silla de ruedas de la piscina, por lo que tuvimos que usar el telesilla para colocarlo en la piscina», dijon Agricola.

Pese a lo complicado que podría pintarse el asunto debido a la delicada condición de Thomas, la ceremonia se llevó a cabo tal como él lo deseó.

El paciente de la  Unidad de Cuidados y Confort Paliativos de la  UAB, fue bautizado el pasado mes de septiembre en compañía de su esposa, hijos y otros familiares. Además de un equipo médico que prestó apoyo.

Las imágenes de la ceremonia han conmovido a muchos.

El capellán Corey Agricola expresó que ese día fue uno de los más importantes en su carrera sacerdotal.

“He servido en el ministerio durante más de 20 años y siete de ellos en la UAB. Este es el mejor día de mi carrera.

‘Thomas, nunca pensaste que predicarías un sermón en tu vida, pero hoy predicaste. Lograste un impacto en las personas que ni siquiera conoces’«, dijo el religioso al principio de la ceremonia.

A la familia de Thomas, su decisión también los llenó de satisfacción.

“Ahora hay una gran alegría al saber a dónde va. Está en paz. Nació de nuevo. Se podía ver eso en su rostro después del bautismo. Él nació de nuevo», comentó un hermano de Thomas que estuvo en la ceremonia.

El Sr. Roberts falleció el pasado 09 de septiembre, apenas siete días después de la emotiva ceremonia en la cual logró encontrar paz y reconciliación. Su familia reveló que habían sido días muy duros para todos, pero saber que está descansando por haber cumplido su último deseo los confortó en ese momento difícil.

No te vayas sin compartir esta emotiva historia deseando la paz y el descanso al alma del Sr. Roberts.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!