«Lo siento, no debí comerme un murciélago… Hay tantos nutrientes en él»

Wang Mengyun es una joven bloguera de viajes, de origen chino, que acumula millones de seguidores en sus redes sociales, debido a los videos que comparte sobre su experiencia viviendo las distintas costumbres de los países que visita. Sin embargo, algunas de ellas rebasan todos los límites.

Un reciente video se ha vuelto viral convirtiéndola en blanco de críticas después de que se mostrara comiéndose un murciélago, precisamente en medio del brote del coronavirus mortal.

Se la puede ver destrozando al animal con las manos, sumergiendo parte de él en una salsa y luego llevándoselo a la boca sin el mayor reparo

Ante los incesantes ataques que recibió tuvo que publicar una disculpa pública, donde explica que en realidad el video es del año 2016, pero que ella no sabía que se haría viral en estos días. Dijo que lo grabó mucho antes de la aparición del coronavirus y que no estaba al tanto del grave riesgo de comer murciélagos en ese momento.

Las escenas fueron grabadas en Palau, un país insular ubicado en el Océano Pacífico occidental.

«Lo siento, no debí haberme comido un murciélago», confesó.

«Sabía a pollo. ¡Hay tantos nutrientes en él!», dijo Wang antes de meterse parte del murciélago a la boca.

Aclaró que comió sopa de murciélago para presentar el estilo de vida local a la audiencia y se justificó diciendo que la sopa era un «plato común» para los lugareños. «Todos los comen», agregó.

En el año 2018, Wang, que entonces tenía 28 años, fue elegida por la revista Forbes dentro de los 30 empresarios chinos más exitosos menores de 30 años.

Según los científicos, el coronavirus mortal que se extiende por todo el mundo puede provenir de murciélagos. Y es culpa de los mercados de alimentos en Wuhan. Ahí, los roedores y los murciélagos, entre otros muchos animales, como koalas, son vendidos con un estremecedor slogan: «Recién sacrificados, frescos y en su puerta».

El coronavirus ha acabado con la vida de más de 100 personas y ha infectado a casi 5.000

La controversia surgió cuando la provincia de Hubei, en el centro de China, fue devastada por el nuevo coronavirus después de que surgiera por primera vez en la ciudad de Wuhan, a fines del mes pasado.

56 millones de personas que viven en Hubei permanecen en cuarentena y las autoridades incluso han tenido que cancelar las festividades del Año Nuevo Lunar en todo el país.

Los videos de Wang no son los únicos que han estremecido a las redes, otro de una joven china mordiendo las alas de un murciélago cocido en un elegante restaurante ha desatado miles de reacciones.

A la par, también surgió un video en el que se muestra un murciélago en un plato de sopa. ¡Es impactante!

Los murciélagos se usan en la medicina tradicional china para tratar una serie de enfermedades, que incluyen tos, malaria y gonorrea.

Definitivamente, hay costumbres que superan nuestra mente y que no podremos comprenderlas jamás.

No te vayas sin compartir estas insólitas imágenes que nos estremecen y que no son más que la respuesta a por qué por culpa de conductas tan descabelladas como esas, ahora estamos a punto de enfrentarnos a la peor de las pandemias de la humanidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!