Lo señalan por celebrar la llegada del bebé que tuvo con la ex pareja de su hija

Barrie Drewitt-Barlow, de 50 años, uno de los primeros papás homosexuales de Gran Bretaña, decidió compartir su felicidad en las redes sociales tras darle la bienvenida a su hija Valentina Willow Drewitt-Barlow.

Barrie, originario de Manchester, está comprometido con Scott Hutchison, de 25 años, quien ha sido su asistente personal durante 7 años y novio de su hija Saffron, de 20 años por varios meses.

La pareja vive en una mansión de Florida con el ex de Barrie, Tony Drewitt Barlow, de 55 años, con quien protagonizó los titulares de las noticias en 1999 cuando se convirtieron en la primera pareja del mismo sexo en registrarse formalmente como padres en el Reino Unido.

Su madre sustituta dio a luz a los gemelos Aspen y Saffron, sus primeros hijos

Al principio Barrie y Scott anunciaron que estaban esperando trillizos, pero en abril dijeron que solo una niña venía en camino. Tony aceptó ser el padrino de la bebé.

“Bienvenida al mundo a nuestra hermosa hija, Valentina Willow Drewitt-Barlow nació casi un mes antes, pero es perfecta. Nos sentimos totalmente bendecidos. Te amo Scott”, dijo Barrie.

La publicación del nacimiento de la pequeña recibió cientos de felicitaciones en tan solo unas horas por parte de muchos amigos y familiares que enviaron sus saludos a la recién nacida deseándole todo lo mejor a sus padres.

Barrie reveló que Scott se convirtió en su hombro de apoyo en el cual lloró cuando su expareja Tony, que ahora está en remisión, estuvo en el hospital durante un tratamiento contra el cáncer en 2018.

A pesar de que el año pasado Barrie reveló que Tony seguía siendo su verdadero amor, hace un mes Barrie le propuso matrimonio a Scott mientras estaban de vacaciones con Saffron.

El momento romántico tuvo lugar en un yate decorado por Barrie con velas, pétalos de rosa y una botella de champán cerca de la isla croata de Hvar.

Saffron, quien fue novia de Scott, aseguró que no le molesta la relación de su padre y su ex, siempre que sean felices juntos.

Esta pareja logró una millonaria fortuna a través de empresas que incluyen una agencia de subrogación y una empresa de investigación médica.

La madre sustituta, Marie, de San Francisco, trabajó en una de las agencias de ellos British Surrogacy Center, la pareja transfirió tres embriones, dos fertilizadas por Scott y uno por Barrie.

El nacimiento de un bebé es sinónimo de alegría, y un gran motivo de celebración para toda la familia que con amor han esperado la llegada de nuevo integrante.

La noticia de este nacimiento ha causado polémica en las redes por la condición de la pareja, sin embargo, muchos les han expresado los mejores deseos y su admiración por atreverse a contar la verdad.

Comparte este caso que ha generado tantos comentarios a favor del respeto y la igualdad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!