Lo señalan por anunciar que no quiere ser padre – «Más que tener, hay que quitar»

El deseo es un tema ampliamente tratado por quienes estudian el comportamiento humano, pero el deseo de convertirse en padre suele ser mucho más complejo porque es uno de los compromisos más importantes que se pueden adquirir en la vida.

Aunque en los animales procrearse es un hecho biológico irrefutable e instintivo, en los seres humanos no funciona igual.

En nuestro caso, el instinto maternal o paternal se va cultivando a través de la educación, del entorno, de las experiencias, influyen muchos factores.

Hay casos en los que la experiencia traumática o dolorosa como hijos motiva a las personas a no querer convertirse en padres. En otros, tener hijos es una imposición social o familiar que se puede percibir como un riesgo de perder la libertad.

La decisión de tener un hijo no debe ser tomada a la ligera. Ser padre es la mayor y también más hermosa responsabilidad que una persona puede asumir. Por eso, debemos ser tolerantes con quienes deciden no serlo, como es el caso del actor Luis Roberto Guzmán, quien ama a los niños, pero dice que no quiere ser padre.

El actor de 47 años de edad, quien cobró fama a partir de su interpretación en la telenovela «La mexicana y El Güero», es un hombre muy reservado acerca de sus posiciones personales y su vida privada.

No obstante, en una entrevista reciente moderada por la periodista de espectáculos, Mara Patricia Castañeda, reveló el misterio del porqué de su irrevocable decisión de no traer niños al mundo. El hombre, definitivamente está negado a tener quien le herede, y por una razón bien particular.

A decir del histrión, su infancia y adolescencia fueron traumáticas. Sufrió muchas carencias. Se sentía solo y triste. Sin embargo, lo que más ha causado polémica de su discurso es que, según él, el planeta se encuentra superpoblado por una raza maligna de seres deshumanizados.

El tono tan controvertido de Guzmán, a su vez, ha impulsado en muchos el análisis acerca de las ideas recientes que ubican la pandemia del coronavirus como un mecanismo de despoblación mundial. Para él, no hay que sumar, sino restar.

“No me gustaría tener hijos. ¿Sabes por qué? Porque somos demasiados en este planeta, demasiados. Más que una especie, somos escoria. Más que tener, hay que quitar”, dijo.

A pesar de su posición tan descarnada como férrea y no exenta de críticas, Luis Roberto asegura que le fascinan los niños. Considera que, además de estar sobrepoblados, los seres humanos somos los causantes del cambio climático y demás daños al medio ambiente.

Asimismo, tendió su mano a quienes piensan como él, en principio, pero que luego cambian de opinión. Según asegura, se trata de una cuestión de respeto y de tolerancia, que también pidió para él en contraprestación.

“Además de que ya somos muchos, no quisiera que otro niño viva lo que yo viví en mi infancia. Es una gran responsabilidad y, como hombre responsable que soy, he decidido no traer descendencia al mundo”, enfatizó el actor.

Cabe destacar que, el también protagonista de la serie actualmente en tendencia «¿Quién mató a Sara?», sufrió la muerte de su padre cuando aún era muy pequeño, y esa ausencia lo marcó para siempre. Aún hoy, ese ingrato recuerdo le persigue.

Lo primero sería entonces saber qué es lo que queremos. Lo segundo, ver de qué se trata en cada caso cuando se habla de deseo, inclusive el de ser papá.

Las declaraciones del actor han causado una gran polémica en las redes, no te vayas sin compartirlas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!