Lo graban mientras abre el sobre en el auto sin esperar que terminara llorando desconsolado

Nada más emocionante que el momento de recibir el primer pago cuando iniciamos la vida laboral. Sin embargo, el video de un joven norteamericano causó sensación en las redes sociales, la sonrisa del novel trabajador se convirtió en tristeza y decepción cuando vio su primer cheque.

Esperaba con ansias su primer sueldo

Jojo es un joven de 18 años que vive en IIlinois, Chicago con sus padres y hermanos. Estaba muy feliz porque había conseguido su primer empleo, y la idea de recibir una remuneración por el esfuerzo propio a través de su trabajo lo tenía muy emocionado.

Precisamente el día del primer pago de su sueldo, su padre y hermanos decidieron acompañarlo para grabar el momento en que abriera el cheque. Sabían lo importante que sería ese momento y quisieron grabarlo para compartirlo entre sus amistades y amigos.

Todo comenzó muy bien, el joven abrió ansioso el sobre con una enorme sonrisa dibujada en su rostro, pero cuando miró con detalle el monto su semblante cambió de inmediato. Se pasaba las manos por su cara sin comprender lo que ocurría.

La cantidad que aparecía plasmada en el papel era muy inferior a la que él pensaba que recibiría. El joven trabajador se bajó molesto del auto, estaba confundido y enojado al mismo tiempo, no sabía qué estaba ocurriendo, le parecía que había un error.

“¿Por qué pusiste esa cara, Jojo?”, preguntó el padre.

Los acompañantes no sabían la razón de su extraña reacción y revisaron el cheque para ver de qué se trataba. No podían contener la risa cuando se dieron cuenta de que, sencillamente, se trataba de las deducciones de ley que se rebajan del sueldo de los trabajadores.

Su felicidad se esfumó

“Solo te descontaron, Jo. Siempre tienes que pagar impuestos. Tienes que hacerlo cada vez que te paguen”, explicó muy risueño el orientador padre.

¡Bienvenido al mundo de los adultos Jojo!

El inexperto joven esperaba recibir 282 dólares sin contar con que tendría una deducción de 28,42 que irían a las arcas públicas de su país por concepto de impuestos. La noticia no le pareció nada divertida, y peor aún cuando supo que era algo normal y obligatorio durante toda su vida laboral.

“Si gané todo ese dinero con mi trabajo, ¿por qué no puedo recibirlo todo?”, se preguntaba Jojo.

Los usuarios de las redes sociales emitieron muchos comentarios sobre la experiencia de Jojo en sus primeros pasos a la vida adulta, y recordaron cuando pasaron por lo mismo. Otros tanto alegaron que muchas veces los descuentos por impuestos no se ven retribuidos en obras de interés público.

En cualquier caso, fue un momento divertido para quienes acompañaban al joven y muchísimos usuarios. Seguramente Jojo habrá aprendido la lección y estará preparado para los siguientes pagos.

No dejes de compartir esta divertida anécdota con tus amigos y conocidos para que recuerden con alegría cuando ellos pasaron por la misma situación.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!