Lloran la partida del niño que vendía los cuadros que pintaba para pagar su tratamiento médico

Hay personas que pasan por este mundo dejándonos grandes ejemplos de superación, a través de sus increíbles historias. Y si de personas que inspiran se trata, debe resaltarse siempre a aquellas que lo dan todo para librar las más duras batallas.

Un ejemplo claro de esta situación resultó ser el pequeño Daniel Neves.

El niño luchó durante más de 13 años contra una dolorosa enfermedad con el ferviente deseo de llevar una vida feliz. Lamentable el pequeño murió el pasado 18 de mayo a causa de un problema de salud jamás imaginado.

Daniel nació en Guanambi, en el suroeste de Bahía, Brasil, y desde pequeño debió enfrentarse a sus insoportables problemas renales.

Con solo 8 meses fue diagnosticado con riñones poliquísticos y fibrosis hepática, desde entonces su vida se convirtió en un ir y venir constante por diferentes hospitales.

«A los ocho meses le diagnosticaron poliquistosis renal y fibrosis hepática. Nos hicieron seguimiento en Roberto Santos y en el Hospital das Clínicas, investigando, y luego fueron ocho años cuando, en 2015, los riñones se detuvieron y tuvo someterse a hemodiálisis», recordó Cleide Vieira Neves, la madre de Daniel Neves.

Estando hospitalizado, el pequeño descubrió su talento para la pintura y convirtió ese arte en su pasión. Los óleos sobre lienzo cautivaron a Daniel, quien se refugió en la creación de nuevas obras mientras cumplía con su tratamiento.

Después de un tiempo el niño comenzó a vender sus cuadros con el fin de reunir el dinero necesario para cubrir su costoso tratamiento. Fue de esta manera que la historia del pequeño brincó a los medios de comunicación nacional. 

Un pequeño artista que cautivó miles de corazones.

En el 2017, Daniel realizó su primera exposición en San Salvador. Ese día el público disfruto de las bellezas pintadas por el niño y muchos se unieron a la causa, comprando sus cuadros y ayudándole así al pago de su tratamiento.

Durante los últimos años, la familia apoyó a Daniel a través de la difusión de sus obras en redes sociales y sumando así más almas caritativas a su campaña. La mamita del pequeño no podía trabajar debido a las atenciones que Daniel requería dada su condición. 

Lamentablemente, este pequeño luchador que inspiró a tantas personas con sus ganas de salir adelante en la vida se despidió de este mundo por una razón sorpresiva.

El talentoso Daniel contrajo el virus mortal que tanto dolor ha causado, el COVID-19 y este apagó la luz de esperanza que el pequeño artista llevaba a tantos a través de sus pinturas.

La noticia fue dada a conocer por la familia, a través de las redes sociales del menor y de inmediato sus seguidores lamentaron la partida.

Una de las personas que mostró su tristeza ante la noticia fue la cantante y actriz Mariana Ríos.

«Era un ángel enviado por Dios para enseñarnos sobre el cariño, la alegría, la lucha y el amor. Sus cuadros muestran su alma de artista y la pureza de niño. Que Dios consuele los corazones de todos aquellos que extrañan su presencia física. Su espíritu de luz lo hará. Estarás siempre cerca de nosotros. Mi abrazo a la madre de Daniel Cleidimar y a toda la familia”, expresó la artista.

El pequeño pasó 13 días en el hospital luchando contra el virus pero, lamentablemente está batalla no la pudo librar. Un guerrero de luz ha partido al cielo, dejando entre sus conocidos una profunda tristeza pero además una gran lección de vida para todos.

Estas historias conmueven hasta el extremo pero nos enseñan a valorar cada segundo de nuestras vidas, por favor compártela y demuestra tu solidaridad hacia la familia del pequeño.