Lleva a su bebé 11 veces al médico por dolor de estómago, 5 días después fallece en sus brazos

Eilish Flanagan, una madre de Rayleigh, Reino Unido, jamás pudo imaginar que los dolores de estómago de su pequeña Aoife Flanagan-Gibbs, de apenas 3 años, acabarían tan mal.

La madre llevó a su hija al Great Ormond Street Hospital hasta 11 veces durante 3 semanas.

Su desesperación de madre nunca fue tomada en cuenta después de que confundieran los síntomas de la pequeña Aoife con un supuesto estreñimiento, y la acusaran de estar alimentando mal a su hija.

Pero Eilish sabía perfectamente que el problema de Aoife no tenía nada que ver ni por asomo con un descuido de su parte. Y apenas 5 días después de finalmente ser diagnosticada con un raro cáncer, la pequeña perdía la vida en los brazos de su madre, llena de impotencia sin que hubiera nada que pudiera hacer por salvarla.

Los médicos desestimaron los fuertes dolores de estómago de Aoife y sus problemas lo atribuyeron a una inadecuada alimentación en casa. Pero el informe de Medicina Legal reveló que la pequeña tenía una neoplasia en el hígado que le bloqueaba el intestino y le producía dolores en diversas partes del cuerpo, producto de un cáncer poco frecuente.

Aoife padecía un cáncer de células germinales.

Eilish cuenta que a principios del mes de junio, Aoife empezó a sentir los dolores de estómago, pero tras casi un mes de idas y venidas del hospital no hallaba respuestas.

“Como madre, sabía que había algo más. Les conté a los médicos que estaba preocupada y que ella tenía dolores en otras partes del cuerpo que los médicos nunca miraron. Tenía una protuberancia en el trasero, pero no pudieron investigarlo”, relata.

La madre insiste en que el cáncer de células germinales es poco frecuente en niños, pero es real.

“Si se detecta temprano, es extremadamente reactivo a la quimioterapia y el pronóstico es bastante bueno”, lamenta.

Los devastados padres no pueden creer que le hayan privado a su hija la “oportunidad justa” para frenar el avance del cáncer y poder sobrevivir a él.

“Todavía no puedo creer que llevé a mi niña a las personas en las que debemos confiar este volumen de veces y le fallaron, catastróficamente”, agrega.

Es por eso que Eilish ha decidido fundar la única organización benéfica de cáncer de células germinales del Reino Unido que lleva el nombre del pony de Aoife: Aoife’s Bubbles. Además, ha creado una página en GoFundMe que recaudará fondos a fin de apoyar a las familias de los pequeños que pasen por lo mismo, y poder así evitar su misma tragedia.

Eilish ha dicho claramente que en medio de su dolor no quiere hallar culpables ni juzgar a nadie, pero está centrada en luchar por un cambio positivo, “estamos luchando por la justicia”, dice.

La madre ha contado que su pequeña incluso venció a la meningitis a las 6 semanas de nacida, pero nunca imaginó que un mal diagnóstico acabaría con la vida de su guerrera Aoife, el pasado 7 de julio. Relata que solamente 5 días antes los médicos ya supieron lo que tenía, pero era demasiado tarde.

“Fue completamente inesperado, tuvo un gran paro cardíaco. La abracé porque sabía que algo andaba mal con ella. Ella murió en mis brazos. Tan pronto como falleció y salí del hospital, supe que no podía terminar allí. Su vida en este planeta, eso no podría ser solo eso. Necesitábamos hacer algo por los otros niños”, declara.

“Doné parte de sus órganos y tejidos a los médicos para que podamos aprender cómo dar más oportunidades a otros niños. No podría ser en vano”, concluye.

Enviemos un mensaje de solidaridad a esta devastada madre que solo quiere luchar para que nadie más pase por su mismo dolor. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!