Tras la muerte de su esposa horas después de dar a luz presiente que debe revisar su ordenador

A veces los seres humanos olvidamos la importancia de valorar cada segundo la presencia de nuestros seres queridos, pero cuando el destino nos sorprende con la partida de alguno de ellos la necesidad de atesorar los recuerdos y expresar el amor que sentimos se hace presente.

En cuestión de segundos todo puede cambiar, embargando nuestro corazón de un dolor que parece no tener alivio. Tal como le pasó a Matt Logelin, un hombre que perdió a su esposa 27 horas después de celebrar que se había convertido en padre.

Matt conoció a Liz cuando estudiaban en la secundaria, empezaron una relación amorosa que duró ocho años hasta que decidieron contraer matrimonio para pasar el resto de su vida juntos y formar una familia.

Poco tiempo después de casarse se convertirían en padres. Liz abrió un blog para describir su experiencia sobre la gestación y la maternidad.

El embarazo de Liz sufrió complicaciones, tuvo que ser ingresada en el hospital, ella mantenía a todos sus seguidores, familiares y amigos al tanto de todo a través del contenido que publicaba en el blog.

En marzo de 2008 finalmente había llegado el día de dar a luz, su hija Madeline nació a las 33 semanas por medio de una cesárea.

Liz y Matt estaban felices al ver su sueño de ser padres hecho realidad, en el ambiente solo se respiraba una gran alegría que jamás pensaron que se vería empañada por una lamentable noticia.

Liz y su hija se encontraban bien, a la madre le recomendaron descansar las siguientes 24 horas para recuperarse de la cirugía, así que solamente pudo compartir un momento con la bebé.

El día siguiente, se levantó, se sintió muy mal y se desplomó en el suelo.

Repentinamente perdió la vida a causa de una embolia pulmonar masiva dejando devastado a Matt quien no podía creer lo que sucedía.

Pero en medio de tanto dolor, él sintió una necesidad imperativa de sentarse frente a su ordenador de Liz, siguió su intuición y lo hizo, lo encendió, leyó el blog en el que ella compartía la evolución de su embarazo y se inspiró para empezar a escribir.

Matt compartió lo que sentía y cómo continuaría viviendo tras la partida de su esposa.

Solo meses después 40.000 seguidores leían sus publicaciones cada día, y la cifra fue en aumento.

“Lo más difícil de estar solo tras la muerte de Liz fue no tenerla cerca cuando no estaba aquí para compartir la alegría de tener a nuestra nueva hija con nosotros”, dijo Matt.

Sus lectores se convirtieron en una familia que le ofrecía su apoyo en una etapa tan difícil de su vida.

“Nunca hubiera soñado que le gente me diera tantos consejos, y que incluso me ayudaran en todo el proceso”, relató Matt.

“Quiero que Madeline tenga la vida que Liz hubiera deseado para ella. Ella significa todo para mí, es lo único que me importa en la vida”, agregó el padre.

El blog de Matt fue tan exitoso que dejó su trabajo en 2009 para viajar a la India con su hija y en honor a su esposa publicó un libro llamado “Two Kisses for Maddy” (Dos besos para Maddy).

Abrió la Fundación Liz Logelin para ayudar a las familias que intentan recuperarse después de perder a un padre.

Su historia sigue conmoviendo al mundo, actualmente su hija tiene 9 años y sigue transmitiéndole cada día el recuerdo y amor de su madre mientras responde sus preguntas y revive junto a ella momentos memorables.

En una oportunidad le cuestionó su había tomado la mano de Liz cuando ella murió.

Daily Mail / lifedaily

Matt encontró el amor de nuevo y se ocupa de ofrecerle a Madeline el amor de una familia. Comparte este inspirador testimonio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!