Les responde a quienes la critican por lucir su cabello canoso y dejar de arreglarlo

En los últimos años grandes industrias se han encargado de promover la belleza bajo estándares superficiales que están lejos de demostrar la verdadera esencia del ser.

No todos se atreven a hacer público aquello que es natural y que como seres humanos forma parte de nuestro ciclo de vida.

Gerogia Zarouchlioti nació en Grecia es conocida como Georgia Zaris.

Somos seres en movimiento, seres en contante transformación, y por supuesto, nuestro cuerpo es el primer reflejo de que el tiempo pasa y cambiamos.

Por vanidad, moda, placer, cualquiera sea el motivo no podemos negar que cada días más y más personas se refugian en los tratamientos de belleza para lograr la apariencia soñada o retrasar esas señales tan evidentes que algunos le pesan con los años.

Decidió decirle adiós al tinte y aceptar sus canas.

Este es el caso de Georgia Zaris, una actriz que desde que tenía 31 años le comenzaron a salir una gran cantidad de canas grises. En vista de ello, decidió teñir su cabello, gastando hasta 8 mil dólares al año en tratamiento capilar.

Pero todo cambió durante el 2020, es bien sabido que debido a la pandemia causada por el COVID-19 muchos establecimientos cerraron, incluyendo las peluquerías.

Justo cuando aparecieron sus canas la llamaron para un comercial de cabello.

Durante este tiempo, su cabello crecía y con ello las canas eran más pronunciadas, pero lejos de sentirse incómoda con su apariencia, Georgia aprendió a amarlas y abrazar su naturalidad.

Ahora con 46 años de edad ha decidido a documentar todos los cambios de su cabello desde que decidió no pintárselo más.

Algunos la señalaron por su decisión, que va en contra de muchos estereotipos tradicionales de belleza, pero a las críticas y comentarios negativos ella responde que la apariencia no tiene nada que ver con la verdadera belleza de las personas.

Durante la pandemia descubrió lo hermoso de su cabello natural.

Destaca que su nueva apariencia le ha generado más confianza y amor propio. Al respecto dijo:

“Para mí, lo que comenzó como deshacerse del tinte se ha convertido en un autodescubrimiento: encontrar la verdadera felicidad y enamorarse consigo mismo”.

Si bien muchas veces se ha sentido presionada debido a que la industria del arte y espectáculo es muy competitiva con respecto a la apariencia, cuenta con el apoyo de su familia y los miles de seguidores que a través de las redes sociales la han acompañado en este camino de aceptación y belleza natural.

Constantemente está publicando algunos trucos sobre el cuidado de su cabello.

Georgia no pretende acabar con el uso del tinte para el cabello ni mucho tiene algo en contra de quienes promueven hacerlo, solo ha decidido mostrarse como es, amar su naturalidad y convertirlo en una prioridad. Después de todo, es una decisión personal apostar por aquello que lo haga más feliz.

¿Amas los cambios de tu cuerpo? Déjanos saber tu opinión y comparte esta historia en tus redes.