Un niño de 11 años usa sus manos para apagar el fuego y salvar a su hermanita

Anthony Canales, de 11 años y su familia, de Texas, Estados Unidos, estaban viajando por la carretera cuando de repente su madre, quien estaba al volante, se quedó dormida y lamentablemente el chocaron con una zanja.

La camioneta en la que viajaban se volcó después del primer impacto y en cuestión de segundos las llamas aparecieron.

Gracias a la rápida reacción del pequeño Anthony la familia logró sobrevivir al terrible accidente automovilístico. Anthony se convirtió en el héroe de esta historia.

El pequeño salió disparado del auto en el que viajaba junto a su madre, Sabrina Canales, su padre Alfonso Canales, y su hermana de 3 años, Serenity. Anthony no dudó ni un instante en correr hacia el vehículo para apagar las llamas que comenzaron a salir del vehículo con sus propias manos.

Este trágico incidente, que milagrosamente tuvo un final feliz, sucedió cerca de la media noche del 31 de enero en una carretera en Poteet, Texas.

Ese día era muy tarde y la mamá de Anthony se puso al volante, pero lo que nunca se imaginó era que el cansancio y el sueño la superarían y sin querer se quedó dormida.

La furgoneta en la que viajaban perdió el control y se salió del camino, chocó con una zanja, después se estrelló con unos árboles y terminó volcándose con todos adentro hasta que Anthony salió expulsado de la camioneta.

Por suerte Anthony solo tuvo algunas heridas leves, pero su mamá, su papá y su hermana no tuvieron la misma suerte. Alfonso y su hija quedaron atrapados dentro del auto totalmente destruido.

Tras salir eyectado del vehículo Anthony se puso de pie y de inmediato se dio cuenta de que la parte posterior de la camioneta se comenzó a incendiar.

El pequeño no lo pensó y rápidamente salió corriendo hacia el auto, se quitó la chaqueta que tenía puesta y con sus manos apagó el fuego. Para él lo más importante era salvar a su familia.

“Tenía que hacerlo rápido porque si no lo hacía algo podría haber salido mal. La camioneta podría haber explotado y mi familia todavía estaba dentro, así que me quité la chaqueta y saque a mi hermana”, dijo Anthony.

Serenity estaba atrapada debajo de una caja de altavoces, pero Anthoy hizo todo lo posible para rescatarla. La pequeña terminó solo con heridas leves, pero sus padres tuvieron heridas más graves en las costillas y en la espalda.

Alfonso tuvo un corte profundo en la cabeza que ameritó una cirugía.

El día anterior al accidente la familia Canales había cobrado su cheque de estímulo federal y lo perdieron en el accidente, por lo que crearon una página en Facebook en la que recibieron donativos para pagar las facturas médicas y sobrevivir el tiempo en el que estarían imposibilitados para trabajar.

No dejes de compartir esta historia, es una advertencia para quienes conducen de que nunca deben subestimar el poder del cansancio y el sueño.