Casi pierde la vida por el tratamiento de ortodoncia y su madre quiere advertir a otros

Leah Kitchen es una adolescente de 15 años de Thorngumbald, Hull, que casi muere tras una rara infección a causa del tratamiento de ortodoncia al que fue sometida.

Después de una semana de su visita al odontólogo esta jovencita presentó dolores de cabeza, en las articulaciones y los músculos, así como, altas temperaturas que le propiciaron escalofríos, todos estos síntomas fueron diagnosticados como un cuadro gripal.

Inicialmente, todos pensaron que era una reacción producto del tratamiento de ortodoncia, sin embargo, después de algunos días la madre de Leah, Andrea Kitchen, de 42 años, comenzó a preocuparse al ver otros síntomas que estaban afectando el comportamiento de su hija.

No era normal que una niña de esa edad presentara problemas de memoria y confusión mental. Su madre pensó que podía tratarse de un cuadro de meningitis y tomó la decisión de llevarla al médico.

Al llegar al hospital le realizaron múltiples estudios que revelaron que Leah sufría una infección conocida como endocarditis, la cual le había provocado dos pequeños accidentes cerebrovasculares.

Los médicos estimaron que la causa había sido un trozo de metal que llegó al corazón de Leah.

Estábamos en la cama y ella preguntó cómo habíamos llegado ahí. El médico le preguntó cuándo era su cumpleaños y ella no supo qué decir”.

Esa respuesta fue suficiente para que los médicos tomaran la determinación de intervenirla inmediatamente, pues el riesgo de un accidente cardiovascular mayor que comprometiera su vida era inminente.

La familia de Leah jamás imaginó que este tratamiento la llevaría a una obligada cirugía de corazón abierto que duró cinco horas y media. Esta joven pasó 8 semanas en el hospital para su recuperación, lugar donde cumplió sus 15 años.

VER TAMBIÉN:  Los vecinos de esta "preciosa familia" nunca sospecharon su verdadera identidad - Aterrador

Tras recuperar el 90% de su estado normal fue dada de alta, pero Leah requerirá chequeos médicos rutinarios por el resto de su vida.

Su madre ha tomado el caso de su hija como punto de partida para promover una fundación sin fines de lucro con el objetivo de crear conciencia sobre la endocarditis. También comenzó a recaudar fondos para Children’s Heart Surgery Fund.

Mi principal preocupación son los niños que tienen aparatos ortopédicos, pero también le puede ocurrir a quienes se coloquen piercings y tatuajes”.

Añadió la importancia de detectar rápidamente la infección para evitar llegar al punto al que llegó Leah.

En Hull Royal le realizaron un análisis de sangre de para determinar los niveles de la Proteína C reactiva, que deben ser cero, pero ella los tenía en 260, por lo que los médicos comenzaron a tratar a Leah por meningitis.

Sin embargo, al realizar más pruebas y una resonancia magnética detectaron lo que estaba padeciendo.

No quiero que a nadie le pase algo así. Esto es le cambia la vida a una persona por completo”.

Tenía una infección en el cerebro y en la columna vertebral, lo que significaba que había tenido dos pequeños accidentes cerebrovasculares.

Facebook

El mensaje de advertencia quiere transmitir esta madre es muy importante, no dejes de compartirlo, indudablemente puede salvar más de una vida.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!