Le sirven por error detergente en vez de zumo de naranja a una niña de 1 año en un restaurante

El error del personal de un restaurante casi le cuesta la vida a una niña de 22 meses. Sus padres pidieron un zumo de naranja para ella, y el camarero le sirvió equivocadamente un vaso de detergente líquido.

La menor fue trasladada al hospital donde permanece ingresada en estado grave, sus padres informaron que tiene alto riesgo de perder el esófago por ingerir la sustancia tóxica.

El acto de negligencia sucedió el pasado jueves en un albergue de lujo ubicado en Pornic, en Loira Atlántico, el establecimiento se llama Fontaine Aux Bretons.

Después de la intoxicación de la niña, la trasladaron al Hospital Universitario de Nantes donde los médicos acordaron inducirle un estado de coma por las severas lesiones que le causó la ingesta del desinfectante.

El caso fue difundido por diversos medios de comunicación, el padre compareció y declaró que presume que lo que le sirvieron a su hija fue sosa cáustica.

Cuando la niña probó su bebida, los padres pensaron que podría tener alcohol, pero después se dieron cuenta de que lo que contenía su vaso era un producto no apto para el consumo humano.

Ellos trataron de probarlo y sintieron una sensación de quemazón. “Cuando lo probé, me quemé los labios”, dijo el padre de la menor afectada.

Él está convencido de que lo que le sirvió el camarero a su hija fue sosa cáustica, una sustancia altamente corrosiva que es empleada para la fabricación de tejidos, de papel y detergente.

Un representante del restaurante aseguró que lo que le sirvieron por error a la niña es un producto empleado para lavavajillas tal como el que usan en otros establecimientos.

Las autoridades policiales de Pornic iniciaron una investigación sobre el caso. De acuerdo con la información de los medios de comunicación locales, un empleado del restaurante habría vertido el producto en un recipiente que era normalmente utilizado para depositar los zumos de fruta.

Otro empleado al verlo, lo habría almacenado en el frigorífico pensando que era un zumo.

Así fue como el camarero que atendió la orden sacó el envase del frigorífico asumiendo que se trataba del zumo de naranja que le habían pedido.

El personal del restaurante Fontaine Aux Bretons alega que el error se atribuye a una cadena de fallas de distintas personas. Además, a través de un comunicado, expresaron que se sienten devastados por el accidente.

Ofrecieron todo su apoyo a la niña y a su familia, explicaron que harán una revisión completa de todos los procedimientos para garantizar que se cumplan las medidas de seguridad.

Harán lo posible por evitar incidentes similares al que sufrió la niña. El restaurante publicó un comunicado en su página de Facebook el pasado tres de agosto que tiene más de mil comentarios.

Aunque se pronunciaron disculpándose, los padres de la niña que permanece en coma inducido en el hospital han presentado una denuncia contra ellos por negligencia grave.

La noticia ha causado conmoción, miles de personas se mantienen en vilo por el estado de salud de la pequeña. Estaremos informando los avances de este caso, compártelo.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!