Fallece el niño de 3 años que cayó desde una altura de 6 metros en un Santuario

El pasado lunes 05 de agosto un niño de tres años, natural de Zaragoza, se precipitó desde una altura de seis metros en el Santuario de Covadonga, el niño se golpeó en la cabeza y quedó tendido sobre una escalera de acceso al hotel Rey Pelayo.

El incidente ocurrió aproximadamente a las 18 horas cuando se encontraba en un muro almenado ubicado en las adyacencias de la cueva del Real Sitio en pleno corazón de los Picos de Europa.

El niño estaba junto a sus padres y una hermana cerca de la Santa Cueva en la que está la imagen de la Virgen de Covadonga.

Después de que se precipitara al vacío alertaron de inmediato a los servicios de emergencia, mientras tanto, el niño fue atendido por una pediatra que se encontraba visitando el lugar.

Pocos minutos después llegó la ambulancia con el personal sanitario de Cagas de Onís y la UVI Móvil de Arriondas.

Dani Menéndez Mata, de 21 años, empleado del hotel Rey Pelayo fue testigo del lamentable hecho. Estaba trabajando en la barra de la cafetería del hotel cuando escuchó muchos gritos que provenían del exterior del edificio.

“Escuché voces y me dio por salir para ver qué pasaba. La gente gritaba que había caído un niño del muro y al mirar le vi ahí tendido en el suelo, boca abajo, sobre las escaleras”.

El joven que presenció la terrible escena relató: “Salí corriendo a buscar al personal de la ambulancia que está siempre en el santuario para que se acercaran a atender al niño”.

Recordó: “Lo que se decía en ese momento es que el pequeño se había caído al tratar de hacerse una foto. Que estaba sentado sobre el muro y cayó de espaldas”.

Además, dijo: “El golpe que recibió le provocó un gran traumatismo pero que no generó ninguna herida abierta”.

Los padres del niño demostraron entereza mientras intentaban calmar a su otra hija que estaba gritando muy asustada.

Finalmente, debido a la gravedad del estado de salud del menor el Centro de Emergencias del Principado de Asturias solicitó la asistencia de la unidad de rescate del cuerpo de bomberos y trasladaron al niño en helicóptero hasta el Hospital Universitario Central de Asturias en Oviedo donde fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos con muerte cerebral.

Lamentablemente, no hubo nada que los médicos pudieran hacer para salvar la vida del pequeño.

El menor falleció ayer en horas del medio día debido a las graves lesiones que sufrió al caer al vacío.

El incidente ha conmovido a la población, que se manifiesta con mensajes de solidaridad hacia sus familiares por tan irreparable pérdida.

La trágica experiencia que han vivido insta a los ciudadanos a mantener las medidas de seguridad en lugares en los que haya riesgos de accidentes de este tipo.

Apenas en segundos de distracción puede ocurrir un hecho fatal, sobre todo en lugares desconocidos mientras se disfrutan de vacaciones familiares hay que procurar que los menores sean vigilados de forma permanente.

Compartamos un mensaje de apoyo y consuelo a los familiares del pequeño en un momento tan duro.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!