Le salva la vida 2 veces en 3 meses a la misma persona convirtiéndose en su ángel guardián

La donación de órganos cambia la vida de miles de personas enfermas que necesitan reemplazar ciertas partes de su organismo. Sin embargo, pocos son conscientes de la importancia de hacer el bien a los demás, dando parte de su propio ser.

Afortunadamente, Cristiano Neto, de 29 años, aceptó ser donante de médula ósea dos veces en tres meses para un paciente que vive en Italia. Lo increíble del caso es que, la probabilidad de compatibilidad entre personas que no son de la misma familia es de 1 en 100 mil.

Cristiano es originario de Piauí, Brasil, y donó su médula ósea a la misma persona dos veces. Tanta dedicación a la ayuda le ha valido al joven un diploma honorífico: el certificado de ser «Súper Donante», además de una valiosa lección para dar esperanza, incluso sin saber a quién.

«Empecé a ver la vida de otra manera», dijo Cristiano.

La primera vez que Cristiano donó parte de sí fue para ayudar a un ser querido. Se inscribió en 2016, cuando necesitaba donar sangre al abuelo de un amigo. Tres años después, su médula espinal fue identificada como compatible para un paciente que vive en Italia.

“Me dijeron que era para alguien que vive en Génova, Italia. No puedo saber quién es la persona, porque la legislación de su país no lo permite, y lo más que informan es si la persona está bien, pero el género, la edad y el nombre no lo revelan”, señaló el hombre.

En ese momento, Cristiano no sabía cómo funcionaba el procedimiento, pero asegura que no se lo pensó dos veces antes de decir que sí a la oportunidad de ayudar.

La primera donación tuvo lugar en octubre de 2019, viajó a Natal, en Rio Grande do Norte, para realizar el procedimiento, que duró aproximadamente 4 horas. Y en enero de 2020, Cristiano tuvo que volver para hacer una nueva donación.

“No es costumbre donar a la misma persona y en tan poco tiempo, pero me llamaron pidiendo que volviera a donar, porque el paciente no tuvo éxito en su tratamiento. Acepté”, afirmó Cristiano.

Fue por su voluntad de ayudar que Cristiano recibió el certificado de Super Donador del hospital, que fue una forma de inspirar a otros a seguir su ejemplo, especialmente por la dificultad de encontrar un donante compatible.

Hay 93.312 mil donantes de médula ósea registrados en Piauí. Actualmente, el centro de sangre busca diversificar el perfil del donante para aumentar las posibilidades de compatibilidad y ayudar a los que están en lista de espera para un trasplante.

«Es necesario tener un universo de posibles donantes con características genéticas para poder encontrar compatibilidad. La probabilidad es de 1 en 100 mil para casos no relacionados, que es cuando no hay un donante compatible en la familia«, dijo el director de Hemopi, Jurandir Martins.

Con la pandemia, hubo una reducción del 30% en los donantes inscritos. Por eso, hoy más que nunca debemos abrir nuestros corazones, para ayudar a quienes más lo necesitan.

Es importante promover la donación de sangre, médula y órganos para darle otra oportunidad de vivir a quienes están esperando recibirla mientras luchan con duros tratamientos. Comparte este caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!