Le roban sus pertenencias después de perder la vida tras ser impactado por un kamikaze

Los padres de Víctor tienen el corazón destrozado después de enterarse de su trágica y repentina muerte, a casi un año del fallecimiento de su hijo mayor.

Pero como si el dolor no fuese suficiente, se han llenado de indignación al descubrir que las primeras personas que llegaron a la escena del deceso aprovecharon la tragedia para robarlo en lugar de auxiliarlo.

El pasado domingo en horas de la madrugada, un terrible accidente se produjo en la en el kilómetro 25 de la carretera, en dirección a Coslada, un municipio de Madrid, el cual terminó cobrando la vida del joven empleado de, 20 años, Víctor López.

El chico que se desempeñaba como carnicero se trasladaba a su lugar de trabajo cuando, alrededor de las 6:20 am, fue interceptado por un conductor Kamikaze que chocó frontalmente contra su vehículo y falleció en el acto.

“La vida no es nada justa. Aún no nos habíamos repuesto de lo de Rober y ahora esto”, comentó un familiar de la víctima.

El responsable de la tragedia fue identificado como Cui Bai, un kamikaze de 30 años que conducía en dirección en dirección contraria y bajo los efectos del alcohol. El hombre sufrió un traumatismo ortopédico en el brazo y recibió asistencia médica en el Hospital Gregorio Marañón en Madrid.

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid llegaron al lugar y rescataron el cuerpo de Víctor que había quedado atrapado en el interior del vehículo.

Kevin Cui Bai se ha negado a declarar ante la Guardia Civil pero a pesar de ello ha quedado en libertad, mientras es acusado de un delito contra la seguridad vial.

Este hecho tiene consternada a toda la población española y las redes sociales han explotado con los comentarios de cibernáutas indignados ante la libertad del hombre.

“No hay derecho a que le quiten la vida a un chico joven que estaba estudiando y que quería postularse para policía”, ha criticado una tía de la víctima.

Además de esto, la familia ha revelado que el joven fue robado en el momento en que era “auxiliado”.  El cuerpo de Víctor fue despojado de su reloj Apple y su cartera tras el accidente. Un aspecto que agrega mayor indignación y agudiza el dolor de su familia.

“Tener la sangre fría de meter la mano en las pertenencias de una persona fallecida es muy grave. Esto quedará en su conciencia para toda la vida porque es un sinvergüenza”, ha denunciado su familia.

Alrededor de este caso no sólo se ha mezclado el dolor y la tristeza de la tragedia, sino que la muerte de este joven se ha visto envuelta en una cantidad de injusticias que sólo nos dejan pensar en lo bajo que podemos caer como sociedad. Víctor falleció por la irresponsabilidad de una persona y sólo esperamos que los culpables de tanto dolor puedan pagar por ello.

Por favor comparte esta noticia y ayúdanos a elevar una plegaria en memoria de este joven. Una luz se ha apagado en esta familia pero esperamos que las autoridades hagan cumplir la ley.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!