Le responde al dueño de una mansión de 12 millones de dólares que se negó a pagar su trabajo

Los artistas luchan día a día por mostrar al mundo que el arte no es una simple distracción o pasatiempo, todo lo contrario, se trata de un trabajo que requiere de un gran esfuerzo y concentración, para lograr las increíbles obras que muestran. Son personas llenas de talento y disciplina y como cualquier otro profesional merecen recibir un pago justo por su esfuerzo.

Un hombre británico está causando revuelo en las redes sociales por haber dado a entender a un potencial cliente que su trabajo merece valoración y ¡fue muy claro en su mensaje!

Se trata de Tim Wallace, fotógrafo comercial y publicitario profesional, quien recibió un correo de un diseñador de interiores de California, Estados Unidos, en donde le explicaba que se encontraba remodelando y decorando el interior de una mansión de retiro valorada en 12 millones de dólares.

El diseñador le comentó a Tim que el dueño de esta residencia millonaria estaba encantado con las fotografías de automóviles clásicos que había hecho el fotógrafo, y que le gustaría publicar algunas de estas, con la más alta resolución, en uno de los pasillos de la vivienda.

Tim pensó que se trataba de un ofrecimiento de compra bastante beneficioso, hasta que el diseñador aclaró que lamentablemente no contaban con presupuesto para comprar las fotografías y en ese sentido esperaban que Tim pudiese enviárselas y ellos se encargaban del costo de la impresión, de esta manera Tim no gastaría nada.

De inmediato el ingenioso fotógrafo agradeció el interés de estas personas por su trabajo artístico con el siguiente mensaje:

«Es una oferta tan tentadora proporcionarles mi trabajo sin ningún beneficio para mi negocio que me es difícil saber qué decir”.

Por supuesto Tim estaba realmente sorprendido de que una persona con tal poder adquisitivo para comprar una mansión de 12 millones de dólares no pudiese gastar para pagar su trabajo. Por lo que agregó a su mensaje:

«Realmente no hago negocios con tacaños y su oferta me muestra claramente que, si bien aman mi trabajo, no respetan el arduo esfuerzo que implica crearlo”.

Aunque se trate de un trabajo que aman, el oficio del artista es un trabajo en todo sentido. Hay desveladas, investigación, inversión, en fin, el artista se esfuerza por alcanzar su nivel de maestría y es irrespetuoso creer que todo ese compromiso transformado en una obra no cueste aquello que el artista considera.

Mail in from ‘high end interior designer’ based in California “Hi I have a very important client that I am currently…

Publicada por Tim Wallace en Jueves, 3 de octubre de 2019

Quienes no forman parte del mundo de las artes suelen desacreditar a los creadores, es hora de que este pensamiento se transforme y empecemos a valorar en su justa medida el asombroso trabajo que realizan.

Comparte esta historia con tus amigos y familiares, para que la próxima vez que quieran comprar arte se pongan en los zapatos del artista y paguen lo justo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!