Le regala su juguete al humilde niño que limpia cristales en la calle para sobrevivir

La amistad es uno de los valores más importantes a desarrollar en la educación de los niños. Se trata del afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece mediante las interrelaciones entre los seres humanos.

En un video lleno de ternura que fue publicado recientemente en todas las plataformas digitales, se observa a un niño jugando con su juguete preferido por varios minutos dentro de un auto. En ese momento, otro niño quien trabaja limpiando parabrisas pasó a su lado.

Sin pensarlo dos veces, el noble niño dentro del vehículo tomó a su mejor amigo de plástico y se lo regaló al otro menor. Se trata de una lección de amistad sin fronteras, que solo puede dictar un alma inocente y caritativa como lo es el alma de un niño.

“En redes sociales circulan toda clase de videos, pero algunos de ellos dejan grandes lecciones como es el caso de este clip”, señaló un internauta.

Al ver al pequeño trabajador, el niño que se encuentra dentro del auto abre la ventana y, de inmediato comienza a prestarle sus juguetes bajo el semáforo donde realiza sus labores cotidianas.

El niño que limpia parabrisas tomó un carrito y se puso a jugar emocionado con él. Momentos después, los menores comienzan a divertirse juntos. Posteriormente, el pequeño que está dentro del vehículo sacó otro juguete mucho más grande, que fue el que finalmente le regaló.

Muy sorprendido e incrédulo por tanta generosidad, el niño que limpiaba se mostró renuente a recibirlo al principio. Sin embargo, tras la insistencia de su nuevo amigo finalmente lo aceptó. Luego, se fue corriendo feliz al lado de sus papás, quienes también se dedican al oficio de limpiar parabrisas.

Pero, allí no termina todo, ya que, apenas unos segundos después, el menor de bajos recursos se acercó con una bolsa de las papas que también vende con su familia y las compartió con su nuevo colega de juegos.

“Qué hermoso gesto de amistad recíproca entre niños. Una escena digna de ver por nosotros los adultos, para aprender de ella y emularla”, comentó otra usuaria.

No se sabe aún a ciencia cierta en qué lugar del mundo ocurrió este maravilloso encuentro, ni tampoco cuándo fue captado este hermoso video, que nos muestra una vez más que, inculcar el valor de la amistad en los niños desde una edad temprana, puede tener una enorme repercusión en su desarrollo.

No solo les anima a hacer nuevos amigos, sino que les ayuda a ser más selectivos en las relaciones que establecen y a valorarlas más, por lo que suelen tener amistades más duraderas.

Otra historia que demuestra que, para los niños es fácil dejar atrás los juicios de los adultos hacia los demás, es la de un niño quien le pidió de regalo a sus padres una cocina de juguete, afirmando su deseo de convertirse algún día en un chef reconocido.

Comparte esta y otras historias de amistad sincera con tus mejores amigos. Bravo por cualquiera que entienda el valor de la amistad y la generosidad.