Le colocan un implante anticonceptivo en el brazo y la operan de urgencia – No lo encontraban

Una mujer de 31 años de Viana do Castelo, Portugal, vive de milagro después de que descubrieran a tiempo que su implante anticonceptivo se había movido de su brazo hacia un pulmón.

Tras presenciar el caso catalogado como raro, el equipo médico no dudó en presentar un estudio detallado que fue publicado en la revista académica BMJ Case Reports, que ha dejado a muchos sin palabras.

Tras haber recibido el implante para evitar un embarazo, de pronto la paciente presentó un “sangrado anormal”. Tuvo que ser llevada a Urgencias, pero los médicos quedaron desconcertados, ya que no encontraban el implante en cuestión.

Un implante anticonceptivo es una varilla plástica flexible del tamaño de una cerilla que se coloca debajo de la piel en la parte superior del brazo.

Actualmente, los implantes que se colocan pueden ser detectados a través de una radiografía, lo que permitió que la mujer se salvara.

Fue entonces cuando los médicos entraron en shock al ver que el implante se encontraba alojado en un pulmón.

Una cirugía para extraerle la varilla y evitar que su pulmón colapsara debía hacerse de inmediato.

Se suponía que el implante debería quedarse en su lugar sin moverse (osea en el brazo) durante 3 años, pero lo que pasó en este caso fue que había llegado a los vasos sanguíneos, y de ahí se trasladó al pulmón.

Los médicos al tanto dijeron además que el ser introducido con demasiada profundidad habría sido la causa del extraño traslado.

“Los factores de riesgo para una migración del implante anticonceptivo son las técnicas de colocación: si se introduce profundamente, la migración puede ocurrir en el sistema venoso y luego en el sistema arterial pulmonar”, reza el informe.

También mencionaron que la práctica de ejercicio físico demasiado fuerte podría aumentar el riesgo de migración vascular, aunque el implante sea colocado correctamente.

Después de 4 días en observación, la mujer que no reveló su identidad, fue enviada a casa para su recuperación y rehabilitación. Ella había usado implantes anticonceptivos durante ocho años antes de que ocurriera el extraño suceso.

Después de este impactante caso, son muchas las mujeres las que se preguntan sobre el riesgo de usarlo. Ante tales dudas, la Dra. Tania Adib, ginecóloga consultora de The Medical Chambers Kensington, ha dicho que “el riesgo de que un implante anticonceptivo se mueva es extremadamente bajo”.

“El riesgo es mayor en las mujeres que son muy delgadas y las que están colocando los implantes deben recibir capacitación específica sobre cómo insertarlos adecuadamente para reducir el riesgo”, agregó.

Además, hizo una advertencia final: “Revisen sus brazos regularmente para asegurarse de que puedan sentir el implante, y si ya no pueden sentirlo, ir a revisión de inmediato”.

No te vayas sin compartir esta valiosa información con todos tus amigos. Podría servir de advertencia para muchas mujeres.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!