Las recomendaciones de los expertos para mantener desinfectadas las prendas de ropa

La ropa es considerada como uno de los elementos de contagio del virus que, lamentablemente está cobrando cada vez más vidas en todo el mundo. Tanto es así que, a muchos sorprendió que las tintorerías y lavanderías estuviera dentro de los servicios mínimos esenciales decretados por las autoridades de algunos países.

Muy poca gente hubiese pensado que estos establecimientos ofrecieran servicios de primera necesidad, al igual que los comercios de alimentación, farmacias y hospitales.

Pero resulta que la ropa contiene gran parte de los gérmenes que vuelven a casa, y en medio de esta crisis sanitaria es crucial eliminarlos de manera eficaz.

Eloi Gómez, consejero delegado de una reconocida cadena de tintorerías, explica que los agentes patógenos se pueden propagar a través de la ropa, y esto se convierte en serio problema cuando dentro del hogar hay alguien enfermo.

“La mayoría de los mohos que causan infecciones cutáneas o respiratorias, así como organismos que originan resfriados o gripe, sobreviven al ciclo de lavado normal.

Por eso se recomienda el uso de ciclos de lavado y secado especiales, intensos y a altas temperaturas, tal como se realizan en las lavanderías», agregó Eloi.

El doctor Jaume Alijotas Reig, médico interno referente y especialista en Inmunología del Instituto Clínico de Medicina e Inmunología de Barcelona habló sobre el tema.

Él dice que aunque no hay estudios ni evidencias científicas sobre si los virus permanecen más tiempo en la ropa que en cualquier otra superficie, es importante tener en cuenta que pueden llegar a permanecer entre dos y tres días, como en cualquier otro sitio.

“Los virus, como el COVID-19, toleran mal las temperaturas altas y se pueden eliminar fácilmente con lejía y otros productos de limpieza.

Por eso, es recomendable utilizar programas largos y de agua caliente en los lavados, y la ropa de las personas portadoras del virus o que estén bajo ingreso hospitalario debe ser lavada separada del resto”, señala el doctor Jaume.

Es necesario cambiar nuestra rutina de lavado.

Los expertos recomiendan estas pautas básicas y fáciles de aplicar para desinfectar la ropa:

1.- Utilizar mucha agua en cada lavado y evitar lavados con cargas muy grandes.

2.- Usar más detergente del habitual en cada lavado.

3.- Recurrir a un producto especial desinfectante en el lavado, como la lejía, en caso de que la ropa esté contaminada con aguas residuales, productos químicos u otros materiales tóxicos.

4.- Lavar la ropa al menos a 60ºC para que el virus no pueda sobrevivir.

5.- Usar secado de alta temperatura, otra opción es planchar la ropa, especialmente las prendas de algodón y ropa de cama. Y si hace buen tiempo, secar la ropa al sol es un recurso infalible, porque el sol es un antiséptico natural.

6.- Lavar la lavadora es obligatorio y por más paradójico que parezca es recomendable pasar por el interior del tambor un paño limpio con una mezcla de vinagre y lejía.

7.- Otra posibilidad es añadir media taza de vinagre en el departamento del detergente y hacer un ciclo de lavado corto a la temperatura más alta que nos permita el programa.

8.- En la goma de la lavadora también se acumula la suciedad, para limpiarla se usa un paño con lejía o amoniaco.

9.- Limpiar el compartimento del detergente, lo mejor es desmontarlo y sumergirlo durante cinco minutos en vinagre blanco y secar. Si no se puede extraer pasar un estropajo con vinagre.

Comparte estas importantes recomendaciones para garantizar todas las medidas de higiene necesarias para mantener un buen estado de salud, sobre todo ante esta emergencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!