«Las manos atrás. Vas a ir a la cárcel»: El polémico arresto de un niño de 8 años en una escuela

Este martes, en una rueda de prensa transmitida vía Zoom, una indignada madre de Kew West, Florida, Bianca Digennaro, junto a su abogado, Ben Crump, ha anunciado el proceso de demanda civil que iniciará contra las autoridades respectivas, tras el polémico arresto policial de su hijo, un niño de apenas 8 años.

El suceso tuvo lugar después de que el menor reaccionara contra su maestra en el año 2018

Si bien el incidente ocurrió hace 2 años, es ahora que se ha hecho viral en las redes causando un acalorado debate, desde que salió a la luz el video grabado por la cámara corporal de uno de los oficiales involucrados.

Dos uniformados, en su afán por el «cumplimiento del deber», y para darle el escarmiento merecido al pequeño, no dudaron en tratar de esposarlo, e incluso le hicieron una ficha policial, antes de llevarlo a una cárcel para adultos.

Nadie puede entender cómo unos oficiales fueron capaces de no sentir la más mínima empatía, y si bien, nunca trataron mal al menor, sino que le hablaron con respeto, la condición del niño cambia todos los hechos.

El menor era alumno de la escuela Gerald Adams Elementary, del distrito escolar del Condado Monroe

El incidente comenzó cuando la maestra le pidió al niño sentarse junto a ella. Pero él se negó y le dijo que no lo tocara. Ella lo llevó a dar un paseo y fue ahí cuando presuntamente reaccionó levantándole la voz y pegándole, según el reporte policial.

Cuando llegó la policía, el niño estaba ya en la oficina y el oficial Michael Malgrat escribió en su informe que “tenía los puños apretados y estaba en una postura como si estuviera listo para responder”.

Pero la madre, por su parte, aseguró que era de conocimiento generalizado en la escuela que su hijo sufría de déficit de atención, y ansiedad crónica, y estaba siendo medicado. Y que si bien no justifica su proceder con la maestra, la decisión de arrestarlo no es ni por asomo, lo que merecía.

«Lo esposaron, lo metieron en una cárcel de adultos y le hicieron la ficha policial, y él solamente tiene 8 años. Estoy aquí para que a ninguna persona que tenga hijos le pase eso, para que mi hijo sepa que eso no estuvo bien», dijo la mujer en la rueda de prensa.

En el video se puede ver cómo los oficiales intentan esposar al pequeño. Lo que sucede durante esos minutos es realmente difícil de creer.

«Soy el oficial de policía, ¿sabes a dónde vas a ir?… ¡Vas a la cárcel», le dice al niño visiblemente angustiado. Enseguida se lamentan de que por más que lo tratan, las esposas no le quedan. «Tus manos son muy pequeñas», le repiten al menor.

No nos podemos imaginar lo que la pobre criatura siente en esos momentos, totalmente solo, como si fuera un criminal. Pero a pesar de todo, se mantiene dócil, obedeciendo lo que le dicen los oficiales y sollozando en silencio.

«¿Mi papá?», pregunta desconsolado.

«Ya se fue, ya se fue», le dicen. De inmediato, antes de llevarlo a la cárcel para adultos, lo hacen detenerse y una vez más le recriminan:

«Entiendes que esto es realmente serio, ¿de acuerdo?… Odio que me pongas en esta posición. Lo que pasa es que cometiste un error. Ahora es el momento de aprender y crecer, ¿verdad? No repetir el mismo error otra vez”.

Los hechos han levantado una ola de reacciones. Mientras que el abogado fue totalmente categórico:

«Un niño de 8 años fue arrestado, un niño de 8 años con necesidades especiales, e imputado con agresión, a los 8 años».

«Algunas autoridades en la escuela y de la policía de Key West consideraron que era apropiado arrestarlo porque estaba teniendo una crisis mental», agregó.«Queremos saber quién pensó que esto era apropiado y cuál es el mensaje a la sociedad (…) Las esposas ni siquiera le quedaban bien y las autoridades de la escuela no hicieron nada y se procedió con el arresto. Lo pusieron en la parte trasera de un auto policial. ¿Se pueden imaginar lo que debe haber pensado?», sentenció el abogado.

La madre está empeñada en seguir con la demanda en contra de la escuela, el distrito escolar, y la Policía

Este es el video subtitulado en español que está dando tanto de qué hablar en las redes:

Algunos defienden absolutamente la postura de la madre y el abogado, porque definitivamente la ansiedad innecesaria a la que expusieron al pequeño, es indescriptible. Otros consideran que los policías nunca abusaron de su poder y lo trataron con respeto, y que de esa forma el pequeño aprenderá una lección de por vida que jamás olvidará.

¿Pero realmente era necesario llegar tan lejos? ¿No existen otras formas más humanas y profesionales de hacer entender a un niño de condiciones especiales que su comportamiento no fue el correcto? ¡Que sólo tiene 8 años!

Déjanos saber qué opinas de este caso que ha dejado a muchas madres sin aliento. ¡No dejes de compartirlo en tus redes!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!