Las insólitas fotografías de un hombre que sustituyó a su esposa embarazada

El embarazo es un acontecimiento maravilloso en la vida de una mujer, por eso todas quieren dejar grabado la evolución de su gestación haciendo sesiones de fotos.

Pero, hay casos extremos donde la futura madre por razones médicas no puede, y el padre la suplanta en una divertida e inusual sesión de embarazado. 

Kelsey Brewer estaba muy feliz con su embarazo, tenía todo dispuesto para realizarse su típica sesión fotográfica porque quería tener los mejores recuerdos de ese momento maravilloso con su abultado vientre.

Pero por orientaciones de su médico, quien le prescribió reposo absoluto, debió suspender la anhelada actividad, 

La idea no le gustó mucho la fotógrafa Kiana Smither de K.M. Smither Photography, hermana de Kelsey, pero lo aceptó porque se trataba de razones de fuerza mayor. 

Jared, el esposo de Kelsey sabía lo mal que se sentía su pareja al no poder hacer la sesión de fotos que tanto había planificado, así que decidió plantearle una gran idea a su cuñada, él haría las fotos de Kelsey.

Kiana aceptó porque le pareció que a su hermana le encantaría ver cómo su esposo se esforzaba para hacerla sentir mejor.  

“Jared es muy divertido. Hablamos sobre la idea al inicio del embarazo, pero luego lo olvidamos. Más tarde, cuando Kelsey tuvo que guardar reposo en cama, él se entristeció porque ella se sentía decepcionada. Quería animarla y hacerla sonreír”, comentó la hermana de Kelsey.

Los cuñados se fueron a la cascada Elkhorn Creek en Frankfort, Kentucky para buscar las locaciones más hermosas, y tomar unas fotos espectaculares que fueran inolvidables.

La fotógrafa no estaba muy segura del talento como modelo de su cuñado, pero no tenían nada que perder.  

Para su sorpresa, Jared actuó con increíble normalidad frente a la cámara. Se le notaba que ponía todo su empeño para que todo quedara perfecto.  

Fue un trabajo muy divertido, no dejaban de reírse con las distintas posturas de embarazado que hacia el futuro padre. Cuando subía su camisa para acariciar su supuesto vientre, no podían contener la risa. 

“¡Lo dio todo frente a la cámara! Le pedía que hiciera una pose y le añadía un toque personal extra. ¡Muy gracioso!”, dijo Smither.

La orgullosa fotógrafa mostró las fotos a su hermana, y Kelsey quedó encantada. Estaba feliz del hermoso gesto de su esposo y también le causó muchísima risa verlo en esas poses. 

Casi se orinó encima de la risa, ¡Se le llenaron los ojos de lágrimas al darse cuenta de que su esposo está dispuesto a hacer lo que esté en sus manos para sacar siempre lo mejor de cada momento!”, contó Kiana. 

 La hermana publicó las fotos en sus redes sociales y de inmediato se viralizaron 

“No esperábamos que las fotos se volvieran virales. ¡Todos las adoran! Es impresionante como Jared ha alegrado a todas estas personas”, aseguró la orgullosa fotógrafa.  

Cuando amamos a alguien somos capaces de hacer muchas cosas por hacerlos sentir bien y verlos felices. 

Comparte esta divertida historia con todos tus amigos, y recuerda que el amor es capaz de superar muchas dificultades 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!