Las imágenes del solidario gesto del ex presidente Obama durante sus vacaciones de Navidad

La familia Obama ha demostrado que tienen un corazón enorme. Esta vez, el expresidente ha decidido pasar sus vacaciones en Hawaii dedicándose al golf y a abrazar bebés. ¿Qué vacaciones podrían sonar mejor que eso?

Personas de la isla, han acudido a las redes para mostrar cómo el humilde político se toma todo el tiempo necesario para conocer a los más pequeños de la familia.

Obama pasó la mayor parte de su viaje en la isla de Oahu.

Ilar, una amorosa madre, escuchó rumores sobre cómo Obama se encontraba en el Country Club al que ella asiste regularmente con su familia. Sabía que se trataba de una valiosa oportunidad para poder conocer a alguien a quien ha admirado durante tanto tiempo.

Obama nació y estudio en Honolulu, la capital de Hawaii.

Acudieron allí lo más pronto posible pero decidieron que lo mejor sería darle tiempo y espacio al conocido político para que lograra terminar sus jugadas de golf. En cuanto esto sucedió, Obama se mostró muy agradecido y se dedicó durante horas a saludar y a conocer a todos los seguidores que se habían acercado hasta él.

“Mi corazón se aceleró al ver lo genuino y gentil que era. Tiene mucho aloha para dar”.

Fue entonces cuando conoció a la familia de Ilar y se mostró especialmente dulce y amoroso con el bebé Levi. El pequeño tenía tan sólo un par de meses de vida, pero Obama lo tomó en sus brazos y lo arrulló con mucho cariño.

Su madre se encontraba realmente emocionada al ver todo el cariño con el que trataban a su pequeño.

“Esto es lo más puro y tierno que vi en todo el año”.

Obama tiene dos hijas de 18 y 21 años y por la tierna manera en que se acerca a los bebés, no queda dudas de que es un padre asombroso.

Muchas personas en las redes incluso han comenzado a bromear mientras aseguran que Barack se encuentra con “La fiebre de bebés” nuevamente. Levi no fue el único afortunado en ganarse un abrazo de este legendario político.

“El presidente Obama se acercó simpáticamente y nos pidió alzar a mi sobrina”.

En otra sesión de golf, Obama dedicó unos minutos para mecer entre sus brazos a una bebé de tres meses llamado Riley.

La pequeña se encuentra totalmente somnolienta pero parece saludar a Obama con un gracioso gesto. Después de una agradable charla, felicitó a su familia y se despidió de todos con mucha alegría.

El vídeo fue grabado en el Kaneohe Klipper Golf Course.

Esperamos que la familia siga pasando unas maravillosas vacaciones. Después de saludar y abrazar bebés tan adorables no hay dudas de que empezarán el próximo año con toda la energía del mundo.

¿Qué opinas del gran amor de Obama por los bebés? Comparte esta nota para celebrar al simpático expresidente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!