Estremecedoras imágenes que muestran la dura realidad del embarazo precoz en Latinoamérica

Hablar de embarazo es hablar de una gran responsabilidad que se adquiere y que no debe ser endosada.

Desafortunadamente cuando se revisan las estadísticas sobre los embarazos de adolescentes en Latinoamérica los resultados son alarmantes.

Pareciera que el embarazo en las jovencitas que, no terminan de ser niñas, se considera como una moda o un escape para cambiar de estatus. Es lamentable que no se tome la gestación con seriedad, especialmente en las adolescente.

Es una tendencia que en Latinoamérica sigue en aumento en lugar de disminuir.

En México, los embarazos en menores de edad se han incrementado desde 1990 hasta la fecha. Tres décadas atrás el 18 % de los nacimientos provenían de niñas de menos de 19 años, hoy representa casi el 23 %.

Chile presenta una tasa baja de embarazo juvenil en comparación con los países de la región. Nicaragua, Honduras y Ecuador tienen la mayor cantidad de embarazos adolescentes de Latinoamérica.

Estos números son desconcertantes y más cuando estamos viviendo en la era de la información. Se podría decir que cualquier persona tiene acceso a Internet y puede encontrar elementos que favorecen a la planificación familiar.

Aunque el Internet es una herramienta masiva de comunicación, también es el mayor de los peligros para educar a los jóvenes y prevenir el embarazo precoz debido a su mal uso.

Es muy común ver que los adolescentes lejos de usar esta herramienta para documentarse sobre temas de interés educativo y de crecimiento personal, la manejan para distorsionar los valores que muchas veces terminan quebrantándose.

Es una lástima que no se aproveche la información para fines más productivos.

VER TAMBIÉN:  Acusan a un enfermero alemán por asesinar a 97 pacientes "por aburrimiento" - ESCÁNDALO

Existe una premura en estos jóvenes en explorar su cuerpo motivados por los diferentes elementos que se hacen presentes en esta edad.

El desajuste hormonal, la falta de autoestima, una personalidad no definida, la falsa creencia de saberlo todo, son algunos de los rasgos que definen la difícil etapa de la adolescencia.

Es importante para revertir estas cifras y establecer un plan de educación sexual que inicie a temprana edad y desde casa con el acompañamiento de los padres en el desarrollo de los futuros jóvenes.

Los Gobiernos de cada país deben implementar políticas que permitan la difusión de programas que garanticen la orientación sexual de los adolescentes.

Los centros educativos deben ser aliados para atender esta problemática y ser portavoces de todo lo que implica un embarazo en la etapa de adolescencia, incluyendo los métodos anticonceptivos.

Aunque México es considerado uno de los países con más padres menores de 19 años, en otros países del continente la situación no es muy distinta.

En Uruguay el embarazo en menores de edad es considerado de alto riesgo tanto para la madre como para el bebé. La corta edad de la madre es un factor que favorece el desarrollo de problemas en la matriz y en los senos, así como, desajustes hormonales.

Emocionalmente y psicológicamente estas niñas convertidas en madres son afectadas, muchas de ellas son expuestas al rechazo, burlas, criticas. Simplemente no están capacitadas para asumir la responsabilidad tan seria como la crianza de un hijo.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, las razones que inciden directamente en el aumento de las estadísticas de las madres adolescente son la pobreza, la discriminación, la desigualdad de género, no tener acceso a los servicios y la mala interpretación sobre el rol de las niñas y las mujeres en la sociedad.

VER TAMBIÉN:  Se durmieron junto a su bebé recién nacido y despertaron con la peor noticia de sus vidas

Christian Rodríguez desarrolló un proyecto durante 5 años en varios países latinoamericanos como Colombia, Uruguay, México, Brasil, Ecuador, Argentina y Nicaragua, con el objetivo principal de llamar la atención ante esta grave situación de la que muchos gobernantes y familias se están haciendo la vista indiferente.

Christian logró capturar imágenes impactantes que representan la máxima expresión de la dignidad de las mujeres, la vulnerabilidad de una maternidad precoz, la mirada triste de unos ojos apagados, alguna felicidad de los niños inocentes. Es un trabajo que refleja una alarmante realidad. 

La ONU advirtió en una declaración en 2017 que el embarazo de adolescentes en Latinoamérica se ha convertido en un “círculo vicioso” que impide a las mujeres y a sus hijos salir de la pobreza.

Facebook

Lo cierto es que es urgente que las estadísticas empiecen a cambiar y cada una de las partes involucradas deben tomen cartas en el asunto.

Es importante evitar que la sociedad del futuro sea protagonizada por personas que crecieron carentes de todo lo esencial para tener una vida sana y feliz. Comparte esta alarmante noticia, empecemos desde casa a orientar a nuestros niños y jóvenes.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!