Las 5 recomendaciones de los expertos para fortalecer el sistema inmunológico de los bebés

Es muy importante reforzar el sistema inmunológico, especialmente en los más pequeños, para evitar que se contagien de resfriados comunes o adquieran enfermedades con facilidad.

El sistema inmune en los niños se va fortaleciendo a medida que van creciendo y se cumplen las etapas en su desarrollo. Afortunadamente, existe la posibilidad de estimular las defensas y así ayudar al organismo ha protegerse de enfermedades.

Algunas de las recomendaciones que favorecen a un sistema inmunológico fuerte y sano en los bebés son:

1.- Dormir sobre una superficie cubierta de piel de oveja

Un estudio realizado en Alemania dio como resultado que los bebés que duermen sobre la piel de los animales durante los tres primeros meses de vida minimizan en un ochenta por ciento la probabilidad de sufrir de asma hasta los seis años de edad.

Con el estudio anterior se relaciona que los niños que crecen con mascotas son menos propensos a desarrollar asma y alergias porque los microbios que están en la piel de los animales ayudan al fortalecimiento del sistema inmune.

Es por ello que se recomienda colocar en el coche un revestimiento de piel de oveja para que los niños puedan estar tranquilamente sobre esta superficie.

2.- Incluir en la dieta la ingesta de probióticos.

Estudios han indicado los probióticos son agentes efectivos para el tratamiento de gastroenteritis en los bebés.

Este producto también ayuda a reducir las posibilidades de sufrir eccema y alergias. Actualmente existe una amplia variedad de probióticos que son recomendados para la dieta de los bebés. El yogur es considerado uno de los mejores, siempre hay que consultar la dieta del bebé con el pediatra.

3.- Incluir ácidos grasos esenciales en las comidas

Científicos han determinado que los altos niveles de ácidos grasos esenciales (AGE) ayudan a mejorar la inmunidad en los niños. El salmón es una excelente alternativa, además favorece el desarrollo de la actividad cerebral.

Estos ácidos son necesarios para las células blancas de la sangre, que son las responsables de combatir las infecciones. Los estudios indican que los niños con antecedentes de infecciones respiratorias han mejorado de manera más rápida al tomar suplementos de AGE.

4.- Recibir dosis adecuadas de la luz solar

La vitamina que proviene de la luz solar es una fuente de vitamina D y el cuerpo la recibe cuando es expuesto al sol. Es importante recordar que se trata de una explosión consiente, moderada y controlada para evitar quemaduras.

Durante los meses de lluvia e invierno, la falta de sol puede significar que el niño no reciba la suficiente vitamina D.

 

Esta luz solar es importante para la absorción del calcio necesario para los huesos y los dientes del bebé, así como para su sistema inmunológico.

Es recomendable que todos los bebés y niños que van de seis meses a cinco años, en cualquier época del año tomen un suplemento diario de vitamina D, siempre considerando la dosis recomendada por el pediatra.

Generalmente los bebés alimentados con fórmula no necesitan tomar adicional otro complemento, normalmente estos productos están fortificados con vitamina D.

5.- Preparar una dieta balanceada y llena de nutrientes

Incluir las frutas y verduras en la alimentación de los niños es un gran comienzo. Tienen propiedades antioxidantes naturales y vitaminas. Definitivamente les ayudan a fortalecer el sistema inmune.

Ssanjivanipharmacy / Motherandbaby

Es maravilloso tener opciones que permitan un desarrollo fuerte y sano del sistema inmune de los más pequeños de la casa. ¡Comparte esta útil información con tus amigos!