Lamenta que la visita de su hermano casi le cuesta la vida a su madre hipertensa

Debido a la pandemia, es necesario que todos extrememos precauciones y nos cuidemos los unos a los otros, teniendo especial cuidado con las personas de mayor edad que padecen de alguna condición crónica que les hace ser más vulnerables al coronavirus.

Laura Zavaleta, una mujer de 54 años que padece de hipertensión, sabía que debía tener sumo cuidado para no contraer coronavirus por lo que decidió mantenerse en la seguridad de su casa, absteniéndose de todo tipo de visitas.

La mujer se mantuvo así durante 9 largos meses, hasta que la llegada de las festividades Navideñas y de Año Nuevo le hicieron relajar sus medidas de prevención. Uno de sus hijos, arribó a su casa para visitarla y ella decidió recibirlo.

No obstante, lo que parecía ser una simple visita era en realidad una terrible amenaza: su hijo había presentado tos constante desde dos días antes de acudir a la puerta de su casa. Él nunca lo supo, pero sus síntomas se debían a que se encontraba enfermo de coronavirus.

El hijo de Laura falleció súbitamente el 30 de diciembre de 2020

Tras el fallecimiento repentino de su hijo, Laura comenzó a sentirse mal de salud. Comenzó teniendo fiebre alta y dificultades para respirar. Fue entonces que sus otros hijos decidieron que lo mejor era cuidar de ella en casa.

“Empezó mi mamá con las complicaciones el día 31, con fiebre, y entonces la estuvimos cuidando en casa con algunos tés, lo que la gente nos ha dicho. El día de ayer compramos un oxímetro y empezó a oxigenar muy poco, a 87, y empezó a bajar”, narró Aldo Martínez, uno de los hijos de Laura.

Pero los cuidados de sus hijos no fueron suficientes. Laura empeoró aún más y fue necesario llevarla con un médico que recomendó a la familia trasladar a la mujer a un hospital. Fue recibida en el Hospital de Infectología de La Raza, en la Ciudad de México.

Su familia confía en que en tal institución de salud Laura logre recuperarse; además de ella otros dos miembros contrajeron la enfermedad y consiguieron vencerla gracias a los cuidados que les proporcionaron en tales instalaciones.

Reflexionando, a las afueras del hospital y mientras espera desesperadamente recibir noticias de su mamá, Aldo afirma que la única ocasión en que Laura estuvo expuesta a contagiarse fue el momento en que recibió a su hermano fallecido.

“Creo que mi hermano contagió de COVID-19 a mi mamá. Esa fue la causa porque mi mamá estuvo todo el tiempo de la pandemia resguardada, precisamente por lo de su hipertensión no la dejábamos hacer nada. Él ya se veía con un cuadro de tos y yo creo que de ahí provino todo esto”, señaló Aldo.

Ahora, lo único que espera Aldo es que su mamá salga con bien del hospital, aunque teme que pueda sucederle lo mismo que a su hermano. Confiamos en que así sea y que pueda volver a casa con el resto de su familia.

Por más difícil que sea mantenernos alejados de nuestros seres queridos, no es momento de bajar la guardia. Comparte esta trágica historia y no pongas en riesgo a tu familia; acude al médico ante cualquier síntoma sospechoso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!