Niña de 11 años forcejea con el hombre que quería llevársela y trama un plan para que lo atrapen

Si algo le puede quitar el aliento a una madre es pensar en la posibilidad siquiera de que a sus hijos, algún desalmado les quiera hacer daño. Tristemente, los secuestros de menores están a la orden del día. Es por eso que algunos padres previsores no dudan en aleccionar muy bien a sus pequeños de cómo reaccionar en caso de un peligro así.

Y una niña de apenas 11 años ha demostrado con creces su valentía e ingenio después de que no solo luchara contra el hombre que quería raptarla, sino que además se asegurara de dejar la pista perfecta para que la Policía pudiera encontrarlo.

Alyssa Bonal vive en Florida, Estados Unidos

Había estado mezclando slime casero (una especie de plastilina de aspecto viscoso) con pintura azul. Y jugaba con él mientras esperaba en la parada del autobús, cerca de su casa, en el condado de Escambia.

De pronto, un sujeto se detuvo en un auto blanco y se bajó rápidamente acercándose a ella con muy malas intenciones. Fue en ese momento cuando se le vino a la mente un truco que aprendió en un programa de TV que suele ver con su madre, llamado «Law and Order» (La Ley y el Orden).

Su plan funcionó a la perfección

«El hombre salió de su vehículo con un cuchillo, vino hacia mí y traté de correr pero me atrapó», contó la valiente niña a los medios.

Una cámara de vigilancia grabó los momentos de tensión que vivió la pequeña tratando de defenderse de su atacante. Después se supo que el sujeto conserva un largo historial de abusos a menores, por lo que claramente sus intenciones con Alyssa eran las peores.

Luego se ve en el video un forcejeo después del cual la pequeña logra liberarse del sospechoso, cayendo ambos al suelo.

La niña huye a toda velocidad mientras el hombre rendido en su plan corre a su auto y se va

Pero antes de que el hombre se marchara, Alyssa decidió marcar a su atacante con el slime azul que tenía en sus manos.

«No sabía si podía llegar a manchar, pero supe que podía ser una gran evidencia para que los policías lo encuentren», declaró la pequeña. «Pude poner el slime en la parte superior del brazo y un poco en la parte inferior del brazo».

Increíblemente, fue la estrategia perfecta para que los oficiales dieran con el sospechoso. El sheriff del condado de Escambia, Chip Simmons, confirmó en una rueda de prensa que el sujeto, identificado como Jared Paul Stanga, de 30 años, pudo ser capturado, gracias a que tenía «slime azul en sus brazos».

Stanga ha sido acusado de intento de secuestro de una menor de 13 años, agresión agravada con un arma y agresión simple. Además, tiene una fianza de US$ 1,5 millones de dólares. 

Simmons declaró que la niña dijo a los oficiales que el mismo hombre se le había acercado hace unas dos semanas en la parada del autobús y que la había hecho sentir incómoda. Desde entonces, su madre la había acompañado todos los días a la parada, hasta el día en que decidió dejarla ir sola, cuando sucedieron los hechos.

Alyssa confesó sentirse muy «valiente, orgullosa de sí misma y emocionada» de que su plan funcionó. Mientras que su madre se ha prometido nunca más dejarla ir sola, aunque quisiera poder vivir en un barrio más seguro, ya que es madre soltera y sus ingresos no le alcanzan para pagar un alquiler en una mejor zona.

Nos alegramos de que todo haya terminado bien para la pequeña Alyssa, comparte esta impresionante historia que puede servir de alerta para muchos padres.