«La vi con los ojos abiertos en el ataúd» – Su madre estaba respirando tras ser declarada muerta

Definitivamente hay acontecimientos que nos sorprenden y nos dejan con una sensación extraña, muy difícil de explicar, como el que vivió la familia de María Muñoz, una mujer de 85 años que padecía leucemia crónica.

Los familiares y empleados de la funeraria fueron testigos de cómo esta mujer despertó justo antes de su propio velatorio y sorprendió a todos tras abrir los ojos dentro de la urna.

Ya de por sí, despedir físicamente a un ser querido es muy doloroso, pero también lo es saber que se pudo enterrar con vida al ser amado, es una experiencia que nadie quiere vivir.

El estado de salud de María Muñoz se fue deteriorando y sus órganos vitales colapsaron a causa de su leucemia. Los médicos del Hospital Municipal del Carmen la declararon muerta y le dieron la triste noticia a sus familiares.

Gladys, la hija de María narró la desconcertante experiencia que vivió la familia, definitivamente hubo un grave error médico al anunciar su muerte porque ella despertó antes su propio velatorio, en la ciudad bonaerense de Chacabuco.

“A las 10:00 pm vinieron de la funeraria para llevarse a mi madre, y nos dieron la sala velatoria. Al rato, mi madre ya estaba en la urna, uno de los trabajadores nos llama y nos dice que mi madre estaba viva.

Le tocaron el estómago y ella respiraba, obviamente con dificultad, pero respiraba”, dijo Gladys.

Tras reaccionar del estado de shock por el impacto de ver a su madre en el cajón con los ojos abiertos, Gladys y su familia se dispusieron a llamar a un médico para que constatara que en efecto María tenía signos vitales.

Inmediatamente María fue trasladada con vida al Hospital Municipal, el mismo centro asistencial donde la habían declarado muerta tras una descompensación provocada por un cuadro de leucemia.

La noticia fue confirmada por las autoridades, y desde el Municipio de la localidad se tomó la decisión de separar de sus cargos a los profesionales de la salud implicados en el incidente, a quienes se les inició además un sumario administrativo y una causa judicial.

Aunque no fueron revelados los detalles de lo que sucedió con la madre de Gladys, desde la secretaría de Salud del distrito emitieron un breve comunicado en el que confirmaron que María estuvo clínicamente muerta durante varias horas.

Tristemente, el cuadro clínico de María era irreversible, y pasado unos días fue declarada muerta. Pero esta vez, los médicos realizaron varios electrocardiogramas para constatar que efectivamente no tuviera signos vitales.

Las autoridades locales informaron que este suceso era un hecho sin precedentes donde una persona es declarada sin signos vitales y literalmente vuelve a vivir.

Comparte este extraño caso, es importante que los médicos realicen todos los estudios necesarios antes de declarar la muerte de una persona.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!