La súplica de una madre desesperada porque le robaron los medicamentos de su hijo autista

Normalmente los padres disfrutamos enormemente la ilusión de tener un hijo que, en principio, se considera que se desarrolla a la par de los demás niños. Sin embargo, a veces se van desdibujando lentamente algunos síntomas que pueden provocar una inquietud progresiva en los padres ante la posibilidad de que padezcan algún tipo de autismo.

Cynthia Ribeiro es un ama de casa brasilera de 46 años, oriunda de Sao Paulo, que sabe muy bien lo difícil que es asimilar esta idea.

Ha tenido que luchar a brazo partido por Rafa, su niño, no solo para que crezca en un ambiente propicio a su condición, sino también con el alto costo de los medicamentos que el niño necesita para su tratamiento.

Un día, mientras caminaba tomada de la mano con su retoño rumbo a un chequeo médico, la dama se percató de que la mochila que contenía la medicación, había desaparecido. Rápidamente la mujer se movilizó desesperada publicando su caso en las redes sociales y encontró la mochila, pero vacía.

En la mochila había un vaso de cannabidiol, medicamento importado que cuesta casi 2 mil dólares, además del teléfono móvil, auriculares, pañales, toallitas húmedas y alguna muda de ropa de su hijo.

Rafa y Cynthia tienen una estrecha relación basada en el amor

A pesar de lo trágico del asunto, ya que Rafa debe tomar el medicamento todos los meses, podemos decir que no todo se ha perdido y aún quedan corazones nobles dispuestos a ayudar a los más vulnerables.

Y es que, gracias al revuelo que tomó el caso en las redes sociales, un usuario se ofreció a donar el valor de la medicina para el primer mes.

Pero, además, una abogada que se enteró del hecho, se puso a la orden para presentar una orden judicial en la corte y obtener el medicamento subsidiado por el propio gobierno.

Sin embargo, la situación es incierta aún para la madre, quien no sabe si la solicitud será aprobada o no, debido a la inmensa burocracia existente en la mayoría de los países y que entorpece los procesos legales, cualesquiera que estos sean.

“Para ayudarla a garantizar al menos 6 meses de medicación de su hijo, lanzamos una campaña de recaudación de fondos en línea en VOAA. Haga clic aquí y contribuya”, dice una de las publicaciones de Cynthia.

Además del autismo, Rafa tiene malformación cerebral y sufre de frecuentes convulsiones. El presupuesto de la madre también comprende, aparte de los medicamentos, pañales (talla G), ungüentos, toallitas y cremas para bebés debido a que el niño presenta además, algunos problemas cutáneos.

Hoy, Cynthia vive junto a Rafa, otra hija de 19 años y su ex esposo y padre de Rafa, Sérgio Reis, quien se ha vuelto a unir con su mujer para ayudarla con los gastos, ya que es el único en la casa que trabaja.

“El padre de Rafa y yo hemos estado separados desde febrero del año pasado, pero decidimos que sería mejor para él quedarse aquí en casa debido a la crisis de Rafa, porque yo sola no puedo manejarlo cuando se pone agresivo”, explicó la madre.

Tener un hijo con autismo simplemente nos enseña a descubrir un mundo nuevo a través de sus ojos y de su forma de relacionarse con él. Un niño con autismo es como cualquier otro niño, pero con una forma distinta de relacionarse con el entorno.

Comparte esta historia de solidaridad con tus mejores amigos. Si tú también eres padre o madre de un niño con autismo, pronto te darás cuenta de que, con tu apoyo, tu hijo, seguirá su propio camino a la felicidad. Ayudemos a Rafa a reunir el dinero para sus medicamentos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!