La selfi con su amiga idéntica por la que una joven de 17 años descubrió que fue robada al nacer

El mundo de Miché Salomon, una joven de 17 años de edad, se vino abajo cuando una selfi con una íntima amiga de la escuela la llevó a descubrir la triste verdad de su pasado.

Los hechos se remontan a abril de 1997, en un hospital de Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.

Lavona Salomon, una mujer vestida de enfermera la había robado a pocas horas de nacer mientras su madre dormía, pero no fue sino 17 años después cuando Miché supo toda la verdad.

Miché estaba en la secundaria cuando conoció a una nueva alumna, Cassidy Nurse, que era 3 años menor que ella pero tuvieron una conexión única debido al gran parecido que había entre ambas.

“Era como si la conociera. Daba miedo. No podía entender por qué me sentía así”, confiesa Miché.

Ellas bromeaban diciendo que a lo mejor fueron hermanas en la otra vida, pero sabían que eso no era posible aunque quisieran, tenían padres y apellidos diferentes.

Hasta que un día una selfi que se tomaron juntas llevaría a Miché a saber lo que jamás habría querido descubrir.

Los padres de su amiga Cassidy, Celeste y Morne Nurse, vieron la fotografía y al ver su parecido le pidieron a su hija que preguntara a Miché si había nacido el 30 de abril de 1997. Todos los hilos empezaban a conectarse.

Poco tardó para que de Servicios Sociales se pusieran en contacto con Miché para contarle la historia de una bebé de 3 días de nacida llamada Zephany Nurse, que había sido robada del hospital 17 años atrás y hasta la fecha no sabían nada de su paradero. Había indicios de que la bebé robada podía ser Miché, y por lo tanto, hermana de quien creyó era su íntima amiga, Cassidy.

Miché estaba segura de que se trataba de un error puesto que los datos del hospital en el que nació que constaban en su certificado de nacimiento no coincidían con los de la supuesta bebé robada. Pero las autoridades le dijeron que no había ningún registro de que ella hubiera nacido en el hospital que constaba en sus papeles. 

“Creía tanto en la madre que me crió, creía que ella nunca me hubiera mentido, especialmente sobre quién soy y de dónde vengo, que accedí a hacerme una prueba de ADN”, confiesa Miché.

Pero los resultados mostraron lo que las autoridades sospechaban: Miché Solomon y Zephany Nurse, eran la misma persona. “Me senté conmocionada. Mi vida estaba fuera de control”, cuenta Miché.

Tuvo que quedarse en un albergue hasta que cumpliera 18 años y Lavona Solomon, la mujer que la crió como si fuera su madre, fue arrestada. Mientras tanto la pobre Miché navegaba en un mar de confusión y sentimientos de frustración y desesperación, su madre era Lavona y se resistía a aceptar algo distinto a eso. 

Cuando la policía interrogó al padre de Miché, Michael Solomon, descubrieron que él tampoco sabía nada de la procedencia de su hija. Se supo que Lavona había estado embarazada, pero tras perder a su bebé fingió su embarazo hasta el final sin decírselo a nadie.

La versión que dio en el juicio fue que una mujer le ofreció una bebé no deseada de otra mujer que estaba a punto de dar a luz, pero no había registro de que esa mujer existiera. La única verdad fue que la vieron con la pequeña Zephany Nurse en brazos, y un testigo después de muchos años dio fe de ello.

Para el momento en que Miché descubrió la verdad, los padres de Cassidy Nurse se habían divorciado y ya tenían otras 3 hijas, pero jamás dejaron de buscar a su pequeña, sin saber que siempre estuvo viviendo apenas a 5 kilómetros de su hogar.

La evidencia en contra de Lavona Solomon fue abrumadora y fue condenada en 2016 a 10 años tras las rejas por retención ilegal de un bebé, fraude y falsificación de documentos. Además de que nunca mostró arrepentimiento en el juicio alegando sus sucesivas pérdidas de bebés y el fuerte deseo que tenía por convertirse en madre.

Aunque Miché conoció quiénes eran sus verdaderos padres, ella estaba confundida. Un par de padres estaba dichoso y desesperado por recuperar el tiempo perdido, pero eran extraños para ella. El otro par, los que ella amaba, estaban devastados, y uno de ellos estaba tras las rejas.

“Sentí que me estaba muriendo. Pensaba, ‘¿cómo voy a superarlo? ¿Cómo voy a soportar la vida sin la madre que tuve cada día en mi vida?'”, dijo Miché.

Tras cumplir la mayoría de edad decidió vivir con Michael Salomon, y no con sus padres biológicos, porque aseguró que ese era “su lugar seguro, su hogar”. Finalmente pudo enfrentarse a su madre de crianza y Miché tuvo la respuesta que nadie esperaba:

 “Perdonar trae tanto alivio a tu corazón. La vida debe continuar. Ella sabe que la perdono y que todavía la amo”.

Ahora Miché en contra lo que muchos pensaron sólo espera que se cumple el tiempo de Lavona tras las rejas para reecontrarse con ella de nuevo, ha logrado reconciliarse con sus 2 identidades, sin embargo decidió mantener el nombre de Miché.

“Zephany es la verdad y Miché, la chica de 17 años que yo solía ser, era una mentira. Así que me las arreglé para equilibrar ambos nombres. Puedes llamarme Zephany o Miché, está bien”.

Es una historia que parece sacada de una película, pero fue tan real que causó un verdadero drama en el seno de dos familias y se llegó a escribir un libro llamado: “Zephany, Two mothers. One daughter” (Zephany, dos madres, una hija), de la autora Joanne Jowell.

No dejes de compartir esta impactante historia con tus amigos para decirle al mundo que el perdón es posible aunque lo que nos hayan hecho parezca imposible de pasar por alto. ¿Qué opinas de la reacción de Miché al conocer su verdadera identidad?

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!