La protagonista de «La Niñera» celebra que recibió otra oportunidad para seguir viviendo

Cuando se piensa en Fran Drescher, automáticamente escuchamos internamente aquella voz nasal y chillona que las dobladoras en castellano de The Nanny (La niñera) intentaron imitar lo mejor que podían.

Esta mujer cuenta con una de las sonrisas más brillantes de la televisión y fueron muchos los que crecieron de la mano con ella. Sin embargo, su vida, a diferencia del personaje de la particular Fran Fine ha tenido episodios donde esa sonrisa luminosa brilló por su ausencia.

La mujer de 62 años nacida en Queens, Nueva York, Estados Unidos, había planeado un reencuentro del elenco de la sitcom para animar la cuarentena. Sin embargo, luego se sinceró con sus fans diciendo que este año es especial para ella, pues después de 20 años, logró sobreponerse a un cáncer uterino.

Drescher, había sido diagnosticada con la enfermedad en el año 2000, razón por la cual debió abandonar las pantallas para realizar un intenso tratamiento de quimio y radioterapia.

Como se recordará, el programa que se emitió por última vez en 1999 y siguió repitiéndose hasta el cansancio por años tenía a Fran como una adorable y vivaz institutriz de tres niños en la casa de un viudo millonario.

Sin embargo, al contrario de lo que muchos de sus seguidores pensaban, su vida real era muy distinta a la de su personaje. Lo cierto es que la actriz fue objeto de vejaciones en el pasado y que, hoy en día, lejos de minimizarla la han fortalecido.

“Sufrí las peores injusticias a punta de un objeto peligroso. La vida te da golpes. Nadie deja este planeta ileso. Pero, como dicen, lo que no te mata te fortalece”, admitió.

Cuando el éxito de la serie se esfumó y Drescher se dispuso a seguir con su vida “sanando” esa “herida eterna”, enfermó, y tuvo que dedicarse a cumplir con sus tratamientos médicos.

Después de toda la experiencia vivida, Fran se convirtió en militante en la causa contra la prevención de cáncer, y utilizó sus redes sociales que ya cuentan con medio millón de seguidores, para ayudar a cientos de personas que se encuentran actualmente atravesando por la misma coyuntura.

“Ataqué al cáncer a tiempo. ¡Es bueno estar viva!”, confesó.

Además, hace un par de semanas participó de un concierto vía streaming cuyos fondos fueron destinados a la lucha contra el cáncer.

Drescher siempre se imaginó organizando una gran fiesta para celebrar su victoria contra el cáncer, y así lo hizo. Reunió a invitados especiales en un show on line, (Bette Midler, Patti LuPone y Rosie O’Donnell), así como a su querido Charles Shaughnessy (Maxwell Sheffield en La Niñera).

En él informó que la decisión de adherirse a una dieta orgánica jugó un papel fundamental en su buen estado de salud actual. También, muy ligada a lo espiritual como es, Fran nos tiene acostumbrados a las publicaciones de hermosos y valiosos mensajes de fe y esperanza.

“Es tiempo de parar, de volver a las cosas más esenciales. Gracias coronavirus”, escribió.

Hace un tiempo, Fran sufrió la muerte de su perro Sanson y en homenaje adoptó a una perrita (Angel Grace) a la que vuelve protagonista de sus publicaciones en las redes sociales. Hoy en día, su casa es un gran hogar de canes de distintas razas.

Con alegría y esperanza esta actriz luchó contra su enfermedad y ahora celebra que la vida una segunda oportunidad. Es importante crear consciencia sobre el diagnóstico a tiempo, eso puede ser determinante. Comparte su testimonio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!