La policía rescata a un niño que iba a entregar sus objetos más valiosos para «salvar a su mamá»

Los delincuentes se sirven de todos los métodos posibles para lograr sus propósitos, y las estafas vía telefónica no son algo nuevo, lo que sí es nuevo es que ahora también las dirijan a niños pequeños, tal como le sucedió a un niño que iba a entregar su consola de vídeo juegos para salvar la vida de su madre.

Esto sucedió en México, el pasado 2 de agosto, un par de policías que estaban haciendo guardia en una de las estaciones del metro de la Ciudad de México, se encontraron con un niño de aproximadamente 10 años de edad, que llevaba consigo su consola de vídeo juegos, ante la extraña situación, los policías le preguntaron a dónde iba.

El menor les explicó que se dirigía a entregar su consola y un par de pendientes, ya que así se lo exigieron vía telefónica, esto a cambio de volver a ver con vida a su mamá, por supuesto que ante esas palabras el niño tomó lo que le pareció más valioso y se dispuso a presentarse a la cita.

“Qué bueno que el niño se encontró con los policías antes de llegar adonde iba, seguramente no iba a ser una situación bonita”, comentó un internauta.

Los policías se apresuraron a localizar a la madre del menor, y al encontrarla ella aseguró que estaba bien y que se encontraba en el trabajo, pero que iría lo más rápido posible a la estación para recoger a su hijo.

Curiosamente, minutos después se presentó el padre del niño, quien quiso enterarse de la situación, después el comentó que, también vía telefónica, le habían exigido 50 mil pesos para dejar libre al niño.

“No puede ser que extorsionen a dos miembros de la misma familia, cuánta inseguridad”, expresó un internauta.

Cuando llegó la mamá del menor y comprobó su parentesco, los tres miembros de la familia pudieron irse tranquilos, por suerte la situación no llegó más lejos.

“Un aplauso para los policías que sí estaban trabajando y que evitaron el probable secuestro del niño”, comentó un internauta.

Sin duda hay que mantener una buena comunicación con los menores para que sepan qué hacer en caso de recibir llamadas telefónicas que busquen intimidarlos y sacar algún tipo de provecho.

La información es la única arma que se tiene para prevenir que niños y adultos sean víctimas de extorsión y que además pongan en riesgo sus vidas asistiendo a citas con las personas fraudulentas que se dedican a hacer este tipo de cosas.

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y nunca descuides a los más pequeños, son tan inocentes que pueden ser presas fáciles de gente indolente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!