La policía llega a la humilde vivienda de un joven con autismo interrumpiendo su cumpleaños

En las personas con un trastorno del espectro autista, el cerebro se desarrolla y utiliza la información captada de manera diferente. Dicha condición se genera desde el nacimiento. Generalmente estos pacientes tienen dificultades para comunicarse y relacionarse con los demás.

Enlaces patrocinados

Luiz Fernando Pereira es un adolescente con autismo de 13 años de edad quien, por alguna razón se ha empeñado en ser un Policía Militar. Está enamorado del cuerpo castrense. Y se ha ganado la amistad de varios oficiales que patrullan por el barrio de Cantelmo, en Cantagalo, comarca serrana de Río de Janeiro, Brasil.

Cuál no sería su sorpresa cuando, en su reciente cumpleaños, un grupo de estos agentes del orden llegaron sin hacer ruido a la casa del joven para celebrar con él sus primeros 13 abriles de vida. Sin embargo, no es la primera vez que estos visitan a Luiz.

De hecho, el pasado Día del Niño, algunos agentes fueron a su casa solo para entregarle un muñeco en forma de policía. Y fue hace exactamente un mes, el 24 de octubre cuando regresaron al sitio, esta vez, para celebrar el cumpleaños del mayor fan que tienen en Cantagalo.

Según cuenta Nathalia, la madre de Luiz, cada vez que pasa por el frente de su residencia una patrulla policial, este saluda a los oficiales con gran efusividad y entusiasmo. En realidad, adora las sirenas y los uniformes.

Enlaces patrocinados

Taninha Silva, una amiga de la familia, fue la encargada de arreglarlo todo para que la sorpresa fuese un éxito. Organizó la fiesta y les explicó a los agentes la obsesión del chico. Entonces, cuando llegó el día y la hora precisas, se presentaron allí.

Cuando vio llegar al contingente de uniformados, Luiz no pudo evitar las lágrimas de emoción. En verdad se le veía muy emocionado, pero nunca tanto como cuando le dijeron que podía subir con ellos a la patrulla para dar un paseo.

“Es un joven muy especial. Se conmovió mucho con la llegada de la policía. Admira mucho al cuerpo de seguridad que amablemente acudió a mi llamado y fue darle esta alegría en su cumpleaños. Fue muy gratificante verlos a todos felices”, dijo Taninha.

Por su parte, la madre aseguró que, en el momento de la fiesta, su hijo no se despegó de la policía en ningún momento. Estaba feliz de compartir por fin una divertida velada con sus héroes de azul. Además, agradeció sinceramente el gesto que tuvieron para hacer de ese un día especial para Luiz.

Enlaces patrocinados

“Estaba muy contento con la presencia de la policía. Como madre, no puedo más que sentirme muy agradecida con los PM por todo lo que hicieron para hacer feliz a mi hijo”, concluyó.

Algunas personas con trastorno del espectro autista no creen tener un padecimiento y no tienen tampoco la intención de dejar de ser quienes son. Este podría ser el caso de Luiz. Están orgullosos de quienes son y solo quieren y merecen ser aceptados.

 Si convives o coexistes con una persona autista, intenta ser paciente y amable con ella. Recuerda que merecen todo nuestro apoyo ante sus necesidades especiales. Comparte este emotivo gesto de solidaridad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!