La policía irrumpe en un funeral para desbloquear el teléfono móvil del difunto

El funeral de Linus Phillip, de 30 años, fue interrumpido con la presencia de dos policías, quienes intentaron desbloquear el teléfono móvil del difunto con sus huellas dactilares.

Según información local, ese procedimiento formaba parte de una investigación policial de un tiroteo que ocurrió durante el mes de marzo donde Linus había perdido la vida.

Dos detectives de la Policía de la localidad de Largo entraron en Sylvan Abbey Funeral Home, en Clearwater, en la costa oeste de Florida, y usaron los dedos del muerto para desbloquear su teléfono móvil sin éxito.

La novia del fallecido, Victoria Armstrong, de 28 años, que se encontraba en el lugar cuando llegaron los agentes, expresó su indignación por lo que consideró una acción inapropiada y una falta de respeto por parte de los detectives.

Me sentí tan irrespetada”.

Randall Chaney, teniente de la policía dijo que los intentos de desbloquear el teléfono y acceder a los dados fueron infructuosos.

La policía buscaba información sobre el tiroteo en que el Linus resultó abatido por los agentes en una estación de gasolina de la localidad de Wama cuando intentó escapar en su coche.

Las autoridades dijeron que los datos del teléfono podrían haber ayudado a investigar la muerte del hombre y resolver una investigación donde está involucrado algún tipo de drogas, incluyendo al fallecido.

Realmente este es un tema que ha desatado una polémica sobre el uso de un cadáver para desbloquear un teléfono, donde se plantean muchas consideraciones legales y éticas, que incluyen si la policía debiese o no tratar a los difuntos de esta manera. 

VER TAMBIÉN:  La historia detrás de la mujer afgana dando una prueba para la Universidad con un bebé en brazos

También existe la duda sobre la posibilidad de que el dedo de un cadáver pueda desbloquear un teléfono. Este no fue el primer intento de este tipo realizado en los Estados Unidos.

En noviembre de 2016, la policía de Ohio utilizó el dedo lleno de sangre de Abdul Razak Ali Artan para desbloquear su iPhone después de que hirió a una docena de personas en la Universidad Estatal de Ohio. En ese caso tampoco la policía pudo tener acceso a los datos.

Aunque no está claro qué marca de teléfono tenía Linus años atrás se concluyó que el dedo de un cadáver no desbloquearía un iPhone.

El sistema Touch ID utiliza dos métodos para detectar e identificar huellas dactilares con un sensor que se activa por la ligera carga eléctrica que generamos cuando estamos vivos y que atraviesa la piel.

Los policías afirmaron que hallaron el teléfono de Linus entre las 48 y 72 horas que la ley permite el acceso a las huellas dactilares. La ley de Florida sólo establece quiénes están autorizados a encargarse de los restos del muerto, pero no quiénes tienen acceso a ellos.

Facebook

Expertos han expresado su opinión al respecto, sin embargo, se estima que esta situación será aclarada en los los tribunales.

Es un tema que debe ser muy bien evaluado, toda muerte genera dolor, especialmente a los familiares más allegados del difunto. Comparte esta noticia y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!